• Director: José Manuel Vidal
América
Más de 60% de los católicos de EEUU creen que Francisco ha hecho "lo debido" a la hora de promover la aceptación de las personas homosexuales y divorciadas

(Cameron Doody).- Cinco años después, la popularidad del Papa Francisco en los Estados Unidos continúa por las nubes. Un abrumador 84% de los católicos norteamericanos tiene del Papa Bergoglio una opinión "favorable" y un 58% aún cree que representa un "gran cambio positivo" para la Iglesia católica, según un nuevo estudio del Pew Research Center.

La encuesta llevada a cabo a mitad de enero entre 1.503 adultos concluye así mismo que casi seis de cada diez fieles estadounidenses cree que Francisco está haciendo un trabajo "bueno" o "excelente" a la hora de nombrar nuevos obispos y cardenales: más o menos el mismo porcentaje de los que piensan que está llevando a cabo un trabajo "bueno" o "excelente" en su forma de abordar la crisis medioambiental.

Y no es que la admiración del obispo de Roma en los EEUU se limite a la Iglesia católica. El estudio también demuestra que entre el público en general la proporción de gente que aprueban al Papa se sitúa en un 62%: porcentaje que sube a un 67% entre los norteamericanos protestantes.

¿Qué es lo que más le gusta del Papa Bergoglio a los católicos estadounidenses, entonces? En primer lugar, su personalidad. La vasta mayoría de los fieles del país dicen que "compasivo" (94%) y "humilde" (91%) son los adjetivos que mejor le describen. También ponen en valor, no obstante, la revolución pastoral que Bergoglio ha puesto en marcha desde asumió el pontificado en 2013, con más de 60% de la opinión de que ha hecho "lo debido" a la hora de promover la aceptación de las personas homosexuales y divorciadas.

Si los católicos de EEUU tienen algo que afear al Papa Francisco es que uno de cada cuatro cree que es "ingenuo" (comparado con el 15% en 2015) y uno de cada tres que es "demasiado liberal" (19% hace tres años). Son opiniones que responden a diferencias políticas y no teólogicas, según el estudio de Pew, ya que entre los católicos republicanos el porcentaje que critican a Bergoglio por su liberalismo se dispara al 55%, y los que le censuran por su ingenuidad al 32%.