• Director: José Manuel Vidal
América
Sacerdote
No estaremos conformes hasta que quede extirpado este mal. Como ha dicho recientemente el Papa Francisco, esta es una de las prioridades de la Iglesia de nuestra época

La Arquidiócesis Primada de México ratificó su compromiso de "tolerancia cero" en los casos de pederastia, y expresó su plena disponibilidad para colaborar con las autoridades en el cumplimiento de la ley.

Lo anterior, después de que el pasado 8 de marzo, el Juzgado 55 en materia penal de la Ciudad de México sentenció a 63 años de prisión al exsacerdote católico Carlos López Valdés, al ser encontrado culpable de pederastia.

Al respecto, el Arzobispado indicó en un comunicado: "ratificamos el dictamen de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México y manifestamos nuestra plena disponibilidad para colaborar con las autoridades en procurar la justicia en la sociedad".

Tras solidarizarse con la víctima y su familia, expresó que "estos comportamientos terribles nos producen dolor y vergüenza, y nos confirman en el compromiso de hacer todo lo necesario para sanar estas situaciones desde la raíz".

De igual forma, sostuvo que no estará conforme hasta que quede extirpado este mal, y reiteró que "no hay absolutamente lugar en el ministerio para los que abusan de los menores".

Ratificamos nuestro criterio de actuación de tolerancia cero ante estas situaciones, y de la necesidad de informar, de reconocer el mal y de pedir perdón, puntualizó.

Texto completo del comunicado de la Arquidiócesis Primada de México:

Con motivo de la sentencia penal contra un sacerdote católico, la Arquidiócesis de México manifiesta lo siguiente:

1. Ratificamos el dictamen de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, y manifestamos nuestra plena disponibilidad para colaborar con las autoridades en procurar la justicia en la sociedad.

2. Nos solidarizamos con la víctima y su familia. Lamentamos profundamente lo sucedido. Estos comportamientos terribles nos producen dolor y vergüenza, y nos confirman en el compromiso de hacer todo lo necesario para sanar estas situaciones desde la raíz.

3. No estaremos conformes hasta que quede extirpado este mal. Como ha dicho recientemente el Papa Francisco, esta es una de las prioridades de la Iglesia de nuestra época.

4. Secundando la afirmación de los últimos papas: "no hay absolutamente lugar en el ministerio para los que abusan de los menores", ratificamos nuestro criterio de actuación de "tolerancia cero" ante estas situaciones, y de la necesidad de informar, de reconocer el mal y de pedir perdón.

- Dirección de Comunicación
Arquidiócesis Primada de México

(RD/Notimex/Siame)