• Director: José Manuel Vidal
América
Francisco con el anterior y actual prelados del Opus Dei, Javier Echevarría y Fernando Ocáriz
Como jefe del Opus Dei en los Estados Unidos, quiero afirmar que todos en el Opus Dei apoyamos al Papa y a su trabajo como pastor de la Iglesia universal

(Cameron Doody).- Respaldo total al Papa Francisco del vicario del Opus Dei en los Estados Unidos. En una carta publicada en el New York Times, monseñor Thomas G. Bohlin ha elogiado el "genio de Francisco" que incluye una "apertura a la diversidad" que implica que está a gusto en comunidades católicas tan distintas como la Comunidad de Sant'Egidio como la Obra fundada por San Josemaría Escrivá de Balaguer.

En la misiva publicada este martes en el prestigioso rotativo neoyorquino, Bohlin responde a las críticas lanzadas días atrás por el académico Paul Elie al efecto de que mientras que el Papa San Juan Pablo II prefirió forjar una relación con el Opus Dei -"el movimiento estricto y secreto con raíces en la España postguerra de Francisco Franco"- el Papa Francisco se ha inclinado por construir una alianza por la Comunidad de Sant'Egidio, organización que "trabaja con los pobres, migrantes, ancianos y enfermos de SIDA".

Una caricatura esta dicotomía de un pontífice polaco conservador y un argentino más progresista, según Bohlin, que no corresponde exactamente con la realidad, ya que el Papa Bergoglio se ha mostrado a gusto con los dos movimientos citados.

"Como jefe del Opus Dei en los Estados Unidos, quiero afirmar que todos en el Opus Dei apoyamos al Papa y a su trabajo como pastor de la Iglesia universal", escribe el vicario de la Obra. Valoración que Bergoglio se ha ganado, añade Bohlin, por sus "muchas señales de aprecio por el Opus Dei y sus actividades", tales como su oración en la tumba de San Josemaría en Rome, su beatificación del prelado Álvaro del Portillo, y sus nombramientos de muchos sacerdotes del Opus como obispos en diferentes partes del mundo.

A finales del mes pasado, recuerda también Bohlin, el Papa mandó una "carta bella" a los jóvenes del movimiento del Opus UNIV, el encuentro de estudiantes universitarios. Hecho que demuestra que el actual obispo de Roma está cómodo no solo con Sant'Egidio -cuya iglesia estandarte en Trastevere ha ido a visitar varias veces- sino también con la institución que actualmente encabeza el español Fernando Ocáriz.