• Director: José Manuel Vidal
América
Cardenal Errázuriz
Las víctimas de Karadima lo señalaron ante el propio Bergoglio como el principal responsable, junto al nuncio Scapolo, del silencio en torno a los abusos y la ocultación de datos sobre la responsabilidad de Juan Barros

(Jesús Bastante/Agencias).- Finalmente, el cardenal Errázuriz sí estará presente en el encuentro de todos los obispos chilenos con el Papa en Roma. Tal y como pudo confirmar RD, el purpurado vuela en estos momentos hacia la Ciudad Eterna, después de recibir una llamada de Francisco conminándole a acudir a la cita.

"A mi edad, puedo cambiar de opinión", se limitó a decir el cardenal a preguntas de los periodistas en el aeropuerto de Santiago de Chile, antes de tomar el vuelo hacia el Vaticano.

La figura de Errázuriz es una de las más controvertidas del escándalo de pederastia y encubrimiento de abusos sexuales a menores en la Iglesia chilena, toda vez que las víctimas de Karadima lo señalaron ante el propio Bergoglio como el principal responsable, junto al nuncio Scapolo, del silencio en torno a los abusos y la ocultación de datos sobre la responsabilidad de Juan Barros, antes de ser nombrado obispo de Osorno.

Sea como fuere, desde este martes el Papa Francisco, el cardenal Ouellet (prefecto de la Congregación de Obispos) y los obispos chilenos abordarán la mayor crisis en la historia del país sudamericano. Una crisis que únicamente se resolverá con un profundo cambio en las estructuras, las personas, y el modo de entender la relación entre la Iglesia y la sociedad.

Y, como no podía ser de otro modo, con una rotunda modificación en las formas de actuar respecto a los abusos a menores, y una asunción de responsabilidades por parte de los actuales responsables del Episcopado chileno. Barros, Karadima, Ezzati, Errázuriz, Scapolo y otros prelados parecen tener sus días contados.