• Director: José Manuel Vidal
América
El neocardenal Pedro Barreto, sj, con el Papa Francisco
Ser Cardenal tiene dos características fundamentales: la primera es ser un colaborador muy cercano del Papa, en este caso del Papa Francisco; segundo, estamos llamados para el servicio a la Iglesia, un mayor servicio a los pobres

(VN/Luis Miguel Modino).- "En este último trecho de mi vida, esta designación no es una dignidad, sino es una llamada a un servicio mayor a la Iglesia, a los pobres y a la Amazonía". Con estas palabras llenas de emoción y perplejidad, Monseñor Pedro Ricardo Barreto Jimeno, S. J., Arzobispo Metropolitano de Huancayo, Primer Vicepresidente de la Conferencia Episcopal Peruana, describe sus sentimientos y expectativas tras conocer la noticia de que el Papa Francisco lo ha elegido como nuevo Cardenal de la Iglesia católica.

Recibí la noticia viajando

"Me entere de la noticia el mismo Domingo de Pentecostés en el Aeropuerto de Madrid - afirmó Mons. Barreto - mientras venía a Roma para la visita que la Presidencia de la Conferencia Episcopal Peruana realiza a los diversos Dicasterios de la Curia Romana y la audiencia con el Santo Padre... Fue ahí que empecé a recibir las felicitaciones de muchas personas, por la elección que el Papa Francisco me había hecho como Cardenal".

Un servicio mayor a la Iglesia

"Esto me desconcertó porque no sabía absolutamente nada - explicó el Arzobispo de Huancayo - y lo considero como un fruto del Espíritu Santo y en este sentido, lo que me exige ahora no es un servicio más, sino el mayor servicio a la Iglesia. Me parece - agregó Mons. Barreto - que en este último trecho de mi vida, esta designación no es una dignidad, sino es una llamada a un servicio mayor a la Iglesia, y a los pobres".

Cardenal significa estar al servicio

"Ser Cardenal - señaló el Vicepresidente de la CEP - tiene dos características fundamentales: la primera es ser un colaborador muy cercano del Papa, en este caso del Papa Francisco; segundo, estamos llamados para el servicio a la Iglesia, un mayor servicio a los pobres, un mayor servicio especialmente a la Amazonía. Estoy muy perplejo todavía - señaló Mons. Pedro Barreto - son pocas horas que llevo de haber sido elegido por el Santo Padre como Cardenal, el escuchar mi nombre en la alocución del Regina Coeli en la Plaza de San Pedro me estremeció por dentro - agregó - lo considero como pura gracia de Dios, no tengo ningún merecimiento para eso, todo lo que soy y todo lo que tengo es de la Iglesia, de la Compañía de Jesús, de mi familia a los cuales debo agradecer a Dios. Por eso, estamos disponibles - concluyó Mons. Barreto - para el servicio y el mayor servicio para la mayor gloria de Dios y el bien de nuestros hermanos y hermanas".

Mauricio López: "Pedro Barreto es el Cardenal de la Ecología Integral"

El nombramiento de Monseñor Barreto como cardenal es visto por el Secretario Ejecutivo de la REPAM, Mauricio López, como "un signo de profunda esperanza, pero de gran responsabilidad". De hecho, con esta elección papal, tanto el Presidente, Cardenal Hummes, como el citado vicepresidente de esta red, comparten el capelo cardenalicio, lo que puede ser visto como un nuevo espaldarazo al Sínodo de la Panamazonia, que poco a poco se vislumbra como un divisor de aguas en la historia de la Iglesia.

El Secretario de la REPAM es alguien muy unido al nuevo cardenal en su vida y misión desde hace años, pues ambos comparten la espiritualidad ignaciana. Mauricio López destaca que en el proceso de la REPAM, cuya gestación tuvo lugar en un encuentro celebrado en Puyo, amazonia ecuatoriana, hace cinco años, tiene una importancia singular Monseñor Barreto, quien con su "mirada nítida, profunda y clara", definía aquel encuentro como "Palabra del Espíritu, la presencia de todos los obispos ecuatorianos amazónicos juntos, la Conferencia de los Religiosos, las congregaciones, líderes indígenas, organizaciones, las pastorales y una grandísima presencia de la Panamazonia que quería invitarnos a mirar más allá".

Mauricio López destaca que lo que define al nuevo cardenal es "su capacidad de mirar más allá". Junto a esto destaca "la hermandad que ha tenido con el Cardenal Claudio Hummes desde el inicio". En ese sentido, en el proceso de la REPAM, la presencia de un franciscano y un jesuita, con sus diferentes espiritualidades, es para el Secretario de la Red Eclesial Panamazónica, es "una síntesis del Pontificado de Francisco".

Entre Monseñor Barreto y el Cardenal Hummes, es de destacar "la profunda amistad que hay, la comunión en la misión, la complementariedad, la capacidad de reconocer en el otro esa vida y siempre con los pies y el corazón tocando la realidad, dejando que los gritos de los pueblos, del territorio, de la Iglesia misionera profética, sea la que marque el camino", resalta López.

Monseñor Barreto es alguien que desde hace varios años "habla de la Amazonia como fuente de vida y pulmón del mundo", destaca el Secretário de la REPAM, "una proposición global que algunos les pareció exagerada, que era un tema para la Iglesia". El paso de los años "ha confirmado, a la luz de lo que el Papa Francisco también ha entendido, como esta Amazonia es prioridad en el corazón del mundo", según Mauricio López, que insiste en que eso sólo es reconocido por alguien que tiene un corazón de ecología integral, como sucede con Pedro Barreto, definido por López como "un profeta de la ecología integral", algo que ya sucedía antes de la Laudato Si y mucho más después de la encíclica.

Desde ahí, el Secretario de la REPAM no duda en afirmar que tenemos que reconocer en el Arzobispo de Huancayo al "Cardenal de la ecología integral, hermanado a la espiritualidad franciscana con Don Claudio Hummes en la misión amazónica de la REPAM".

En el vídeo institucional de la fundación de la REPAM, que tuvo lugar en Brasilia en 2014, Monseñor Barreto afirmaba que "esta es la respuesta de Dios a lo que el territorio y los pueblos estaban pidiendo de parte de la Iglesia", algo que con los años se ha confirmado como una visión profunda por parte del nuevo cardenal.

En ese sentido, y uniéndose a esta idea, Mauricio López afirma que "la propia misión de la Iglesia en la Amazonia, la REPAM sólo como instrumento, como puente y como plataforma, han sido una respuesta del Espíritu y también de Dios a esta realidad, porque la vida ya clama y no puede más, porque la Iglesia tiene décadas respondiendo a esto".

Mauricio López ve que el cardenalato de Monseñor Barreto es "reconocer un premio a la revelación del Espíritu en materia de ecología integral y una afirmación por la vida, por la misión en la Panamazonia, pero que acoge, que integra a todos los pueblos concretos", algo que ha marcado la vida del nuevo cardenal desde sus primeros años de obispo en Jaen, incluso en toda su vida, pues desde muy niño quiso ser misionero de la Iglesia en la Amazonia.

Podemos afirmar que en su nuevo nombramiento, Pedro Barreto no va a sentirse sólo, pues como señala Mauricio López, opinión compartida por muchos misioneros en la Amazonia, "todos los que le acompañamos y amamos profundamente, ponemos la vida para acompañarlo en este camino de parresia que el Papa Francisco está marcando de Iglesia en salida, de valentía y de coraje, y juntos todos en la REPAM, en esta dupla de cardenales, Cardenal Barreto y nuestro queridísimo Cardenal Hummes, dispuestos a mirar este kairós de Dios para buscar nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral".