• Director: José Manuel Vidal
América
Argentina da un paso hacia la legalización del aborto Agencias
La Cámara de Senadores puede ser el lugar donde se elaboren proyectos alternativos que puedan responder a las situaciones conflictivas, reconociendo el valor de toda vida y el valor de la conciencia

(C. Doody/Agencias).- La Cámara de Diputados de Argentina da luz verde a la despenalización del aborto. Una decisión que los obispos del país del Papa han reconocido que "nos duele", si bien se han reafirmado en su compromiso para "seguir luchando por la dignidad de toda vida humana", apelando al diálogo en el debate legislativo que continúa ahora en el Senado.

La votación fue de 129 diputados a favor, 125 en contra y una abstención, según el recuento del presidente de la Cámara, Emilio Monzó, al cabo de una sesión que se abrió la víspera y se prolongó por casi 24 horas.

Sin interrupciones, prácticamente la totalidad de los 257 diputados intervinieron en la sesión, que desde los alrededores del Congreso siguieron activistas a favor y en contra del proyecto.

"Nuestras mujeres están ahí afuera. Nos están esperando, están esperando que estemos a la altura de las circunstancias", clamó la diputada Magdalena Sierra, del Frente para la Victoria (centroizquierda peronista), poco antes del voto de este jueves.

En la acera opuesta, el parlamentario Luis Pastori, de la Unión Cívica Radical, sostuvo que "es absurdo e injusto sancionar una ley que habilite a matar seres humanos que deben ser respetados desde la concepción".

Fue el primer debate parlamentario sobre la despenalización del aborto en la historia de Argentina, país del Papa Francisco, donde el catolicismo es culto mayoritario y la Iglesia católica se desplegó en contra del proyecto de ley.

Ante el Senado

El debate fue cerrado y hasta último minuto hubo incertidumbre sobre el resultado final. La discusión en el Senado también se perfila complicada y deslindada de las afiliaciones políticas de los parlamentarios.

"Es un momento histórico para Argentina, que se explica de la creciente masificación del movimiento de mujeres", sostuvo la socióloga Sol Prieto, al aseverar que el voto de este jueves "da fuerza, hay mucha esperanza".

"Es un revés para la Iglesia. El aborto se despenalizó en Irlanda, y ahora es el turno de Argentina. No me extrañaría que la Iglesia se centre más en temas de reducción de la pobreza y menos en temas que tienen que ver con la moral. Con (el Papa) Francisco, la Iglesia da un viraje", añadió.

A las afueras del Congreso, María Teresa Giani, de 48 años, consideró que "la movilización ha sido determinante y dependerá mucho de seguir movilizados lo que suceda en el Senado".

 

Desde la calle

Afuera del recinto parlamentario vigilias de miles de personas a favor y en contra siguieron en espacios separados el debate en una noche gélida.

"Creo que es muy bueno que se legisle sobre los problemas de las mujeres. Es un logro del grupo femenino, porque las mujeres cuando ingresan al parlamento defienden los derechos de las mujeres", celebró Inés Rivas, de 62 años.

"Los argentinos somos creyentes y lo seguiremos siendo. Con esta ley, del mismo modo que las católicas abortaban, ahora van a poder hacerlo con seguridad", dijo a la AFP Micaela González, una estudiante universitaria de 21 años.

Del otro lado de la plaza del Congreso, los manifestantes que se oponen a la legalización del aborto recibieron como un balde de agua fría el voto de los diputados y en pocos minutos se dispersaron del lugar.

En Argentina el aborto está prohibido y se castiga con cárcel, salvo en casos de violación o riesgo de vida para la mujer.

Pese a ello varias ONG estiman que unas cien mujeres mueren por año, de un total de unas 500.000 que se realizan abortos clandestinos.

Semana 14

El proyecto de ley permite el aborto libre y gratuito hasta la semana 14 de gestación. Luego de ese lapso, solo podrá practicarse en casos de violación, cuando esté en riesgo la salud de la mujer o por inviabilidad de vida extrauterina.

Además, se establece que todo hospital está obligado a proveer la práctica, aunque permite la objeción de conciencia a los médicos.

Amnistía Internacional celebró la decisión parlamentaria al asegurar que con ella "Argentina se compromete al avance significativo en la defensa de los derechos humanos de las mujeres y las niñas, y también da un mensaje importante al continente".

En América Latina, el aborto sin restricciones es legal en Uruguay y Cuba. También está permitido en Ciudad de México.

En casi todos los demás países solo puede practicarse en caso de riesgo de vida para la mujer, cuando hay inviabilidad del feto o si el embarazo es producto de una violación. En El Salvador, Honduras y Nicaragua está prohibido por completo.

Manifestación por la despenalización del aborto en Argentina


Comunicado de la Conferencia Episcopal Argentina
y la Comisión Episcopal de Laicos y Familia

VALE TODA VIDA

La Cámara de Diputados de la Nación ha aprobado el proyecto de despenalización del aborto. Nos duele como argentinos esta decisión.

Pero el dolor por el olvido y la exclusión de los inocentes debe transformarse en fuerza y esperanza, para seguir luchando por la dignidad de toda vida humana.

Seguimos sosteniendo la necesidad que en el debate legislativo que continúa, pueda haber diálogo. La situación de las mujeres frente a un embarazo no esperado, la exposición a la pobreza, a la marginalidad social y la violencia de género, siguen sin tener respuesta. Simplemente se ha sumado otro trauma, el aborto. Seguimos llegando tarde.

Tenemos la oportunidad de buscar soluciones nuevas y creativas para que ninguna mujer tenga que acudir a un aborto. La Cámara de Senadores puede ser el lugar donde se elaboren proyectos alternativos que puedan responder a las situaciones conflictivas, reconociendo el valor de toda vida y el valor de la conciencia.

Es necesario un diálogo sereno y reflexivo para responder a estas situaciones. Vivir el debate como una batalla ideológica nos aleja de la vida de las personas concretas. Si sólo buscamos imponer la propia idea o interés y acallar otras voces, seguimos reproduciendo violencia en el tejido de nuestra sociedad.

Como Pastores, este último tiempo nos ha servido para reconocer debilidades en nuestra tarea pastoral: la educación sexual integral en nuestras instituciones educativas, el reconocimiento más pleno de la común dignidad de la mujer y el varón, y el acompañamiento a las mujeres que se ven expuestas al aborto o que han sido atravesadas por dicho trauma. Todas estas son llamadas de la realidad que nos convocan a una respuesta como Iglesia.

Queremos agradecer a todas las personas que, con auténtico respeto hacia el otro, han expresado sus ideas y convicciones aunque hayan sido distintas a las nuestras.

Valoramos la honestidad y valentía de todos aquellos que en distintos ambientes de la sociedad han sostenido que vale toda vida y, de un modo particular, a los legisladores que han expresado esta mirada.

Con humildad y coraje, nos proponemos seguir trabajando en el servicio y el cuidado de la vida.

Que María de Luján, que conoció la incertidumbre de un embarazo inesperado, interceda por el Pueblo argentino, especialmente por todas las mujeres que esperan un hijo, y por todos los niños y niñas que están en el vientre de su madre.

Buenos Aires, 14 de junio de 2018

Comisión Ejecutiva
Comisión Episcopal de Laicos y Familia (CELAF)
Conferencia Episcopal Argentina

La Cámara de Diputados de Argentina vota a favor de la despenalización del aborto