• Director: José Manuel Vidal
América
Toribio Ticona, a su llegada a Bolivia Agencias
Una vez más tengo que agradecer siempre toda mi vida a Dios papá, (soy) un hombre que quizás no merecía llegar a ser cardenal, pero los designios de Dios son así con cada uno de nosotros, por eso hay que ser hombres y mujeres de fe

El nuevo cardenal de Bolivia, Toribio Ticona, pidió hoy a la comunidad católica de su país oraciones para que Dios le dé fortaleza, a su retorno a territorio boliviano tras asistir en el Vaticano al consistorio de creación de purpurados.

"Yo sé que ser cardenal no es tan fácil, por eso voy a necesitar que cada uno de ustedes rece cada día al señor para que me dé fortaleza y que me dé ese don de poder predicar la palabra de Dios como San Pablo", dijo Ticona en un sencillo acto de bienvenida organizado por la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) en La Paz.

Decenas de personas acudieron al aeropuerto internacional de la ciudad de El Alto, vecina de La Paz, para recibir al primer cardenal indígena boliviano con cánticos, globos y pancartas.

Ticona dio allí un discurso breve y encabezó una oración, para luego trasladarse junto a la comitiva hasta el Seminario Mayor San Jerónimo, en la zona norte de La Paz, para el acto de bienvenida.

 

Ticona visitó la tumba de Terrazas

 

En ese evento, el cardenal boliviano dio primero unas palabras de agradecimiento en quechua y aimara, y después, ya en español, expresó su emoción por haber estado en "la tierra donde los mártires Pedro y Pablo dieron su vida" por la Iglesia católica.

"Una vez más tengo que agradecer siempre toda mi vida a Dios papá, (soy) un hombre que quizás no merecía llegar a ser cardenal, pero los designios de Dios son así con cada uno de nosotros, por eso hay que ser hombres y mujeres de fe", sostuvo.

Aseguró que estará al servicio de todos, pues es "el cardenal de Bolivia, no solamente de los campesinos", como algunas personas han intentado mostrar.

"Yo prometo delante de ustedes que con todos trabajaré, haré todo lo posible para ir todavía a algunas parroquias, a algunas diócesis, a pesar de mi enfermedad y de que ya estoy viejito, pues tengo 81 años, y tengo parkinson", manifestó.

De origen quechua, Ticona nació en la región andina de Potosí (suroeste) en 1937 y antes de ordenarse sacerdote desempeñó trabajos de los más variopinto, como limpiabotas, vendedor de periódicos y ayudante de minería, entre otros.

El tercer cardenal de Bolivia y el segundo nacido en ese país dedicó casi toda su vida pastoral a la atención de campesinos y mineros del altiplano boliviano.

Junto a Ticona, otros trece cardenales recibieron la semana pasada la púrpura de manos del papa Francisco en el quinto consistorio de su pontificado.

El cardenal boliviano llegó primero a la ciudad de Santa Cruz (este), donde esta mañana visitó la tumba de su antecesor, Julio Terrazas, fallecido en 2015. Luego viajó a La Paz, donde se prevé que se establezca.

(RD/EFE)