• Director: José Manuel Vidal
América
Monseñor Jaime Calderón Calderón, nuevo obispo de Tapachula
Desde este blog deseamos a Mons. Jaime Calderón un fecundo ministerio en la diócesis de Tapachula para el anuncio de la Buena Noticia y santificación de todos, hombres y mujeres, de buena voluntad. Enhorabuena

(Guillermo Gazanini, corresponsal en México).- Esta mañana de sábado 7 de julio, la Conferencia del Episcopado Mexicano da a conocer la designación de Mons. Jaime Calderón Calderón, a la fecha auxiliar de Zamora, como VIII obispo de Tapachula, sucediendo a Mons. Leopoldo González González, actual arzobispo de Acapulco desde junio de 2017.

Mons. Calderón nació el 1 de mayo de 1966 en Churintzio, Michoacán, México. A los once años (1977) ingresó al Seminario menor para realizar estudios de secundaria y preparatoria y fue en 1983 cuando inició el Seminario mayor en Jacona, Michoacán.

Posteriormente fue enviado a la Universidad Pontificia de México (UPM) para estudiar un bachillerato en teología (1987-1990) y fue en 1991 cuando fue ordenado sacerdote para el clero de la diócesis de Zamora.

Mons. Calderón realizó la licenciatura en filosofía en la misma UPM (1992-1994). Realizó el doctorado en filosofía en la Universidad Gregoriana de Roma. Su ministerio presbiteral lo desarrolló, principalmente, en la formación sacerdotal en el seminario diocesano y a nivel nacional en la Organización de Seminario de México (OSMEX) y en la dimensión de seminarios de la Conferencia del Episcopado Mexicano. El 5 de julio de 2012 fue elevado a la dignidad episcopal para ser auxiliar de Zamora por disposición del Papa Benedicto XVI.

La diócesis de Tapachula fue creada en 1957 por voluntad del Papa Pío XII. Mons. Adolfo Hernández Hurtado, del clero de Guadalajara, fue el primer obispo de ese territorio eclesiástico en el Estado de Chiapas hasta septiembre de 1970 cuando fue designado VIII obispo de la diócesis de Zamora.

Desde este blog deseamos a Mons. Jaime Calderón un fecundo ministerio en la diócesis de Tapachula para el anuncio de la Buena Noticia y santificación de todos, hombres y mujeres, de buena voluntad. Enhorabuena.

Para leer todos los artículos del autor, pincha aquí:

Monseñor Calderón Calderón