• Director: José Manuel Vidal
América
Los cardenales Jorge Urosa y Baltazar Porras RD
Este pueblo está hablando, las miles de protestas que se suceden diariamente, aunque no se reportan en los medios de comunicación, manifiestan el gran descontento que existe

(C. Doody/Agencias).- Se va uno de los obispos venezolanos más críticos con el régimen de Nicolás Maduro. El Papa Francisco ha aceptado la renuncia por edad del arzobispo de Caracas, el cardenal Jorge Urosa Savino, y ha nombrado administrador apostólico de la diócesis de la capital del país caribeño al actual arzobispo de Mérida, el cardenal Baltazar Enrique Porras.

Urosa Savino nació el 28 de agosto de 1942 en Caracas. Fue obispo auxiliar de esta diócesis entre 1982 y marzo de 1990, cuando Juan Pablo II lo nombró arzobispo de Valencia, capital del noroccidental estado de Carabobo.

En 2005 fue nombrado arzobispo de Caracas y en marzo de 2006, el Papa Benedicto XVI le nombró cardenal.

Baltazar Porras nació en Caracas el 10 octubre de 1944 y fue ordenado sacerdote el 30 de julio de 1967. Estudió teología en la Universidad Pontificia de Salamanca en España y diez años más tarde obtuvo el doctorado en teología pastoral.

Fue nombrado arzobispo de Mérida en 1991, después de ejercer como obispo auxiliar de esa misma ciudad desde 1983 y entre los años 1999 y 2006 ejerció el cargo de presidente en la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV). Un año más tarde asumió la vicepresidencia del Consejo. El Papa Francisco lo nombró cardenal en noviembre de 2016.

El cardenal Porras


El cardenal Urosa ha sido uno de los más críticos de los gobiernos de Hugo Chávez y su sucesor Maduro y, junto con el resto de los obispos venezolanos, suscribió el documento reciente en el que la Iglesia denunció la "perversa ideología" de régimen del ahora líder bolivariano.

La Iglesia asegura que Venezuela avanza hacia su "liberación integral" con una serie de pequeñas protestas que se registran en varias regiones por la crisis económica y las fallas crónicas en servicios públicos.

"Las protestas indican el fracaso de un modelo que (...) desde hace muchos años el pueblo viene denunciando. Cuando una mecha se ha encendido, ya no se apaga, y se va haciendo más fuerte hacia su destino final: la liberación integral", expresó monseñor José Luis Azuaje, presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV).

Durante una asamblea ordinaria de la CEV, Azuaje pidió a los venezolanos "despertar y reaccionar".

"Este pueblo está hablando, las miles de protestas que se suceden diariamente, aunque no se reportan en los medios de comunicación, manifiestan el gran descontento que existe ante (...) la falta de racionalidad y pericia de quienes deben tomar decisiones en materia pública", sostuvo el prelado.

La Iglesia ha sido dura crítica de las políticas de Maduro, quien ha llegado a llamar "diablos con sotana" a algunos de sus representantes. Venezuela atraviesa una aguda crisis económica, con una hiperinflación que podría superar 13.800% este año, según el FMI, y 200.000%, de acuerdo con el Parlamento, de mayoría opositora.

El cardenal Urosa