• Director: José Manuel Vidal
América
Una mujer protesta por la situación de los presos del Sebin, amotinados desde el lunes

La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) mostró este martes su preocupación por la situación de los "presos políticos" que iniciaron un motín este lunes en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) en Caracas, donde denuncian maltratos y piden la revisión de sus casos.

"Muy preocupado por esta situación que no es solamente de ustedes, sino de todo el país, ciertamente una de las cosas más graves que han pasado en este gobierno es precisamente el caso de los presos políticos", dijo este martes el arzobispo Roberto Lückert, representante de la CEV, a los periodistas en las cercanías del Sebin.

Asimismo, criticó que no se respeten los documentos de excarcelación que, según aseguran los abogados, existen sobre algunos de los considerados "presos políticos".

Aseguró que el hecho de que no se respete esto significa que en Venezuela no hay democracia.

"En este momento en Venezuela se está atropellando esa esencia del ser humano que es la libertad, nosotros como Conferencia estamos preocupados por esta situación", insistió.

Los familiares de los detenidos por motivos políticos, que permanecen allí desde el lunes, también pidieron a la Comisión de la Verdad que revise los casos de sus allegados.

Lückert, ayer, en las afueras del Sebin


Desde allí, la opositora Lilian Tintori, que acompaña a los familiares de los detenidos, reiteró su petición de "libertad plena" para "todos los presos políticos".

"Nadie quiere confrontación, nadie quiere violencia, no creemos en eso, creemos en la libertad, creemos en que los presos políticos deben salir todos libres", declaró y solicitó la presencia de especialistas de la Cruz Roja para que examinen a los presos.

Por su parte, el diputado opositor Renzo Prieto, quien estuvo recluido en estos mismos calabozos y fue liberado recientemente tras revisarse su caso, indicó, desde la sede del Parlamento, que el grupo de presos mantiene "tomado" la mitad del penal.

El abogado Alfredo Romero, director de la organización que lidera la defensa de los "presos políticos", señaló a través de Twitter que dentro del Servicio de Inteligencia hay diez personas recluidas por disentir con el Gobierno que llevan 55 días sin visitas de familiares o de abogados.

Sin embargo, diputados de la oposición venezolana aseguran que son 18 los "presos políticos" en la sede del Sebin.

Entre el 16 y el 18 de mayo se registró otro motín en estos calabozos y contó con la participación de otros "presos políticos", algunos de ellos liberados tras las revisión de sus casos por parte de la Comisión de la Verdad y dentro del plan de reconciliación que promueve el Ejecutivo de Nicolás Maduro.

La Fiscalía investiga el asesinato de un cura de Barquisimeto

Mientras tanto, el Ministerio Público designó a la Fiscalía 6ª del estado Lara para investigar la muerte del sacerdote Irailuis José García Escobar, de 38 años de edad, a quien dos sujetos le dispararon a la cara para despojarlo de su camioneta modelo Terios, al momento de llegar a su residencia en el sector Santa Isabel, parroquia Juan de Villega de Barquisimeto.

Los hechos ocurrieron a las 15,30h de la tarde de este lunes 9 de julio, cuando el párroco descendió del vehículo para abrir el portón de su residencia. Los dos desconocidos abordaron al sacerdote, quien al observar el arma de fuego comenzó a correr y dejó el coche encendido. Sin embargo, le dispararon.

Mientras ello sucedía, por el sitio pasaba una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), cuyos funcionarios se enfrentaron a los dos victimarios. En el enfrentamiento, murió Raimer José Rodríguez (20), mientras que un segundo joven aprovechó la confusión para huir del lugar.

A través de las experticias y entrevistas realizadas por la fiscal encargada del caso, quien coordina la investigación que adelantan los funcionario del CICPC, la segunda persona que actuó en el robo ya está plenamente identificada, por lo que en las próximas horas el Ministerio Público solicitará la respectiva orden de aprehensión.

El párroco llevaba diez años al frente de su parroquia, donde era estimado por sus feligreses, quienes han ofrecido sus testimonios para ayudar a esclarecer este caso y dar con el paradero de la otra persona que falta por detener.

(RD/Agencias)

El sacerdote Irailuis José García Escobar