• Director: José Manuel Vidal
América
Mónica Fernández, le española en huelga de hambre
Me han comentado que aún no se analiza nuestra propuesta, por eso estaré aquí hasta que los diputados aprueben la creación de la universidad, que beneficiará a miles de jóvenes de escasos recursos

La española Mónica Fernández, en huelga de hombre desde hace 9 días como medida de protesta para que la Asamblea Legislativa de El Salvador apruebe la creación de una universidad pública en honor al sacerdote Rutilio Grande, asesinado por el Ejército en 1977.

Fernández explicó a Efe que la organización no gubernamental "Una mesa común para todos y todas" presentó en abril de 2015 a la Asamblea Legislativa un anteproyecto de ley para la creación de la Universidad Rutilio Grande, que sería la segunda en el país de carácter público, pero "hasta el momento no se ha analizado la propuesta".

Es por esta situación que la española, seguidora del delegado del padre Grande, amigo del beato Óscar Arnulfo Romero, decidió protestar con una huelga de hambre que inició el pasado 3 de julio y la que la ha llevado a permanecer afuera del Congreso salvadoreño.

"Me han comentado que aún no se analiza nuestra propuesta, por eso estaré aquí hasta que los diputados aprueben la creación de la universidad, que beneficiará a miles de jóvenes de escasos recursos", comentó la también activista.

Fernández detalló que el centro de estudios superiores busca beneficiar a unos 12.000 jóvenes de la localidad de Aguilares (norte) y alrededores, a los que se les ofrecerán 65 carreras en las áreas de ingeniería, arquitectura, jurisprudencia, ciencias económicas, arte y cultura, ciencias sociales y humanidades.

"No podemos abandonar este sueño que sé que es apoyado por el padre Grande, fiel defensor del acceso a la educación, por ello insto a los diputados a que analicen el proyecto y den sus votos para que miles de jóvenes tengan acceso a la educación superior", reiteró.

La protesta de Fernández fue acompañada este miércoles por un grupo de habitantes del municipio El Paisnal (norte), localidad en donde fue asesinado Grande por miembros del Ejército, quienes también exigieron que se estudie y apruebe el proyecto presentado en 2015.

De ser aprobada la propuesta, la Universidad Rutilio Grande se convertiría en la segunda casa de estudios superiores pública después de la Universidad de El Salvador (UES), que actualmente acoge a un aproximado de 60.000 estudiantes.

La UES cuenta con el presupuesto más bajo en la región centroamericana, equivalente a un 2 por ciento del Presupuesto General de la Nación.

RD/Agencias