• Director: José Manuel Vidal
América
Santiago Silva RD
El cardenal de Santiago fue ingresado ayer en el Hospital Clínico de la Universidad Católica. Según un comunicado del Arzobispado, Ezzati acudió "por un control de rutina"

La Fiscalía chilena registró anoche en el Obispado Castrense, ubicado en Santiago, en busca de documentación sobre investigaciones de casos de encubrimiento de abusos sexuales en el seno de Iglesia Católica, informaron a Efe fuentes del Ministerio Público.

La diligencia se realizó de forma conjunta con Carabineros (policía militarizada) por petición del fiscal regional de O'Higgins, Emiliano Arias, dispuesto por la Fiscalía Nacional para investigar estos casos.

"Las investigaciones que maneja el fiscal dan cuenta que podría haberse cometido un encubrimiento por parte del Obispado Castrense", explicaron desde el Ministerio Público.

Asimismo, indicaron que la documentación que se recoja, ya sea entregada de forma voluntaria por los responsables del lugar o bien a través de un registro en base a la orden de allanamiento, permitirá corroborar si hubo delito de encubrimiento.

El fiscal Arias está encargado de la investigación en contra del excanciller del Arzobispado de Santiago, Óscar Muñoz, acusado de abusos y estupro contra media docena de menores, y quien actualmente se encuentra en prisión preventiva.

 

 

También conduce una diligencia que investiga expedientes canónicos, investigaciones previas y antecedentes que tuvieran relación con denuncias que apuntaba a un grupo de sacerdotes de la región de O'Higgins que integraban una cofradía de abusadores denominada "La Familia", caso en el que catorce curas fueron suspendidos.

Dentro de esta investigación se encuentra el arzobispo de Santiago, el cardenal Ricardo Ezzati, quien está citado a declarar como imputado (bajo sospecha) el próximo 21 de agosto por la presunta comisión del delito de encubrimiento en casos de abusos sexuales cometidos por miembros de la Iglesia.

El cardenal de Santiago fue ingresado ayer en el Hospital Clínico de la Universidad Católica. Según un comunicado del Arzobispado, Ezzati acudió "por un control de rutina".

El control, según el texto, requiere de hospitalización, observación clínica y exámenes de laboratorio. Este control de rutina se los debe realizar tras ser sometido a una operación que se hizo en la clínica Gemelli de Rom

 

(RD/Efe)