• Director: José Manuel Vidal
América
El cardenal Juan Luis Cipriani Agencias
Todos ellos son investigados por la presunta comisión de los delitos de encubrimiento personal y real, obstrucción a la justicia y omisión de denuncia, así como contra la libertad sexual, en calidad de cómplices

La Fiscalía Provincial Penal de Lima solicitó documentación a la Conferencia Episcopal Peruana (CEP) en el marco de la investigación abierta al cardenal Juan Luis Cipriani por el presunto delito de encubrimiento en el caso Sodalicio.

Según un oficio de la Fiscalía, se pidió "con carácter de urgente" el comunicado de la CEP, difundido el pasado 1 de junio, en el que se indica que no es absoluta la prohibición para que Luis Figari, fundador del Sodalicio de Vida Cristiana, vuelva al Perú.

"Si en el futuro surge la necesidad de que Luis Figari regrese a Perú para rendir cuentas a la justicia, su regreso podrá ser autorizado", se lee en el comunicado.

La Conferencia Episcopal señaló que la permanencia de Figari en Italia solo tenía como objetivo evitar que cause más daños a los creyentes católicos en el país.

En la mira de la Fiscalía también están Víctor Huapaya, vicario judicial y presidente del Tribunal Eclesiástico del Arzobispado de Lima; Enrique Elías Dupuy, procurador del Sodalicio de Vida Cristiana; y Alessandro Moroni, superior general del Sodalicio de Vida Cristiana.

 

 

Todos ellos son investigados por la presunta comisión de los delitos de encubrimiento personal y real, obstrucción a la justicia y omisión de denuncia, así como contra la libertad sexual, en calidad de cómplices.

En el 2016, el fiscal superior Carlos Villalta Infante ordenó que se abriera una investigación preliminar por encubrimiento, con el fin de conocer qué hizo la Iglesia católica ante las denuncias de abusos sexuales a menores que le fueron reportadas.

El Instituto de Defensa de los Derechos del Menor denunció en el 2015 que Juan Luis Cipriani, en su calidad de moderador del Tribunal Eclesiástico, fue informado de que cuatro personas habrían sufrido agresiones sexuales, cuando eran menores de edad, por parte de Luis Figari Rodrigo y otros miembros del Sodalicio, y no habría hecho nada al respecto.

Según indicaron, las cuatro denuncias identificadas que llegaron al Tribunal Eclesiástico entre el 2011 y el 2013 fueron remitidas a la Santa Sede y no a la Fiscalía.

El Ministerio Público archivó el caso sosteniendo que Cipriani no tenía la "obligación de conocer el tenor o contenido de las cuatro denuncias presentadas por los integrantes del Sodalicio de Vida Cristiana contra Luis Fernando Figari".

Es ante la apelación de la institución que denunció que el fiscal superior dispone una investigación contra Cipriani y las otras tres personas.

Se debe señalar que otra Fiscalía está investigando los abusos sexuales y psicológicos que se produjeron contra menores de edad por parte de miembros del Sodalicio de Vida Cristiana.

(RD/Agencias)