LoginLogin ClippingClipping SeguidoresSeguidores SeguidosSeguidos DesconectarDesconectar
cabecera Religi�n Digital

Enrique Bande y una ilustración del Códice Calixtino

Enrique Bande, sacerdote y experto en patrimonio religioso

clipping

“La Iglesia no tiene medios suficientes para garantizar la seguridad de su patrimonio y nunca los tendrá”

“La seguridad es tan mala que se puede robar cualquier cosa”

Geolocalización de la noticia
José Manuel Vidal, 07 de julio de 2011 a las 20:38
“Hay un abandono total: Si no se llevan más cosas es porque no quieren”
José maría Díaz y el Códice/>

José maría Díaz y el Códice

Una página del Códice Calixtino./>

Una página del Códice Calixtino.

  • José maría Díaz y el Códice
  • Una página del Códice Calixtino.

(José Manuel Vidal).- No hay pueblo sin iglesia, ni ciudad sin catedral, ni casi monte sin ermita. Se calcula que el patrimonio eclesiástico está integrado por 100.000 inmuebles. O dicho de otra forma, el 80% del patrimonio histórico-artístico nacional pertenece a la Iglesia católica. Para muestra, un botón: el 70% del suelo habitable de Santiago de Compostela está en manos de la Iglesia.

Y lo mismo puede decirse de Toledo, Ávila o Burgos. Nadie sabe la cuantía total del patrimonio eclesiástico. Ni el valor incalculable de sus joyas, como el Pórtico de la Gloria de la catedral compostelana o el 'desaparecido' Codex Calixtino. ¿Está suficientemente protegido tan ingente acerbo?

Es la pregunta que surge espontánea, tras conocerse el robo de la joya bibliográfica de la catedral de Santiago. ¿Una obra de esta importancia tenía las suficientes medidas de seguridad? ¿Su robo ha sido un mero accidente o puede repetirse en cualquier lugar de España o con cualquiera de las joyas patrimoniales que custodia la Iglesia?

"En estos momentos, la seguridad del patrimonio religioso es tan mala que se puede robar cualquier cosa en cualquier catedral, iglesia o museo". La tajante afirmación es de Enrique Bande, sacerdote de Ourense y uno de los máximos expertos en este ámbito. No en vano, fue delegado del patrimonio y archivero de la diócesis durante más de 10 años.

A su juicio, "en general, apenas hay sistemas de seguridad y, cuando los hay, no funcionan. Iglesia, museos y, no digamos, ermitas o casas rectorales están absolutamente desprotegidas. Hay un abandono total del patrimonio y, por supuesto, de su seguridad. Si no se llevan más cosas es porque no quieren".

El problema es de falta de inversión en este terreno. Y eso que, según Bande, "en algunas catedrales hay un poco más de seguridad y, especialmente, en torno a grandes joyas como el Codex, pero las medidas no son homologables ni comparables con las que se activan en cualquier otro museo o dependencia civil".

La escasez de medidas, según este experto, no se debe al desconocimiento. "En todas las diócesis hay un delegado de patrimonio. Se sabe perfectamente lo que se debería hacer, pero no se hace, porque el dinero que mandan las distintas administraciones se invierte con criterios de amiguismo, casi siempre en los mismos sitios".

Pocos medios para invertir en seguridad y mal administrados. Tanto que, según Enrique Bande, "la Iglesia no tiene medios suficientes para garantizar la seguridad de su patrimonio y nunca los tendrá. Por eso, debe buscarlos en las administraciones. Porque es sumamente urgente una protección mayor del patrimonio".

Otros robos de arte religioso

De hecho, no es la primera vez que desaparece una obra de arte importante en manos de la Iglesia. En 1996, robaron el Códice del Beato de Liébana del Museo Diocesano de La Seo de Urgell. En el mes de septiembre de ese mismo año fueron detenidos cinco israelíes a los que se les ocuparon cinco libros: tres manuscritos en hebreo y dos incunables en latín. Los acababan de robar del monasterio de Montserrat.

Los robos, de menor cuantía pero siempre importantes, en iglesias son habituales e incluso han aumentado en los últimos años. Según los datos del Patrimonio Histórico de la Guardia Civil, los delitos en inmuebles religiosos aumentan progresivamente, con un crecimiento del 40% en 2009 y del 22% en 2010, siendo Castilla y León la comunidad más castigada.

Hay bandas organizadas que se dedican al expolio del patrimonio religioso, uno de los tráficos más lucrativos, junto al de drogas y al de armas. En los años 70 y 80 se hizo famoso René Alphonse van den Berghe, conocido como 'Erik el Belga', uno de los más prolíficos ladrones de arte religioso español. Detenido en 1982, fue absuelto en el juicio. Siempre decía que "robar en las iglesias españolas es un juego de niños".

Los ladrones se llevan desde imágenes a cepillos o campanas. Y con suma facilidad. Ante esta nueva oleada de robos, algunos párrocos optan por colocar sistemas de alarma, fácilmente desconectables. Otros depositan las imágenes de más valor en casas de los feligreses.

En medios clericales compostelanos defienden como "adecuadas" las medidas de seguridad del Códice Calixtino. 'Sotto voce', se apunta a una especie de "atentado cultural", que podría haber sido encargado por algún jeque árabe, dada la especial simbología de Compostela (sede del Santiago Matamoros) y la efemérides del 800 aniversario del templo catedralicio, que se celebra precisamente este año.

Otros apuntan a que la relajación de las medidas de seguridad, después de un Xacobeo que blindó el templo con vigilancia privada, pudo facilitar el robo. Lo que parece claro es que ni la caja fuerte ni los sistemas de seguridad estaban a la altura del incalculable valor del Códice miniado, una joya bibliográfica a la que los expertos comparan con el mismísimo Pórtico de la Gloria.



facebook

Noticias que le recomienda el Director
Periodista Digital, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@periodistadigital.com | Copyleft 2000