Religión Digital

El Rey de los Mindundis (and The Followers), en Laude

Pilar y Jesús, autores de "El Rey de los Mindundis (and The Followers)" (Laude)

clipping

"Jesús de Nazaret es el que llega y se pone al lado de los pobres, el que habla de sus hermanos, con los que nadie quiere"

"La misión es que el Evangelio llegue al mayor número de gente. Después, que el Espíritu sople como quiera"

Jesús Bastante, 26 de febrero de 2017 a las 08:29
Hay tres láminas en las que en la primera dice Jesús: "Os amo tanto, que daría la vida por vosotros, y no es postureo". En la sguiente lámina, se ve la mano de Jesús cruificada. La tercera es pentecostés. Jesús nos muestra que hay un camino por andar
Pilar y Jesús, durante la entrevista/>

Pilar y Jesús, durante la entrevista

Jesús, y sus Followers/>

Jesús, y sus Followers

Jesús y Pilar, autores de El Rey de los Mindundis/>

Jesús y Pilar, autores de El Rey de los Mindundis

Ejemplares de El Rey de los Mindundis/>

Ejemplares de El Rey de los Mindundis

La familia de los 'mindundis'/>

La familia de los "mindundis"

  • Pilar y Jesús, durante la entrevista
  • Jesús, y sus Followers
  • Jesús y Pilar, autores de El Rey de los Mindundis
  • Ejemplares de El Rey de los Mindundis
  • La familia de los 'mindundis'

(Jesús Bastante).- "El Rey de los Mindundis, de los don nadies, del extranjero, del pobre, de los invisible, de los sin nombre. De aquellos que viven a pecho descubierto, que no conciben la vida sin esfuerzo, sin compromiso. De los que huyen de lo establecido, de los que no se quedan en la superficie. De los que quieren vivr desde el corazón". Así arranca "El Rey de los Mindundis (and The Followers)", un espectacular proyecto de evangelización y pastoral, llevado a cabo por Pilar Ramírez y Jesús Mario Lorente, y publicado por Laude.

 

Pertenecéis a una empresa, On Creaciones, que viene de la lectura de Odres Nuevos.

P: Sí, y entendemos que nuestro trabajo es darle forma al mensaje, forma parte del mensaje y ahí es donde ponemos nosotros el servicio.

Es importante el continente, pero también el contenido. Muchas veces en la Iglesia digamos que pecamos, diciéndolo suavemente, de tener un poco avejentado el modo de presentarlo.

J: Sí, y estás siendo muy generoso.

¿Cómo veis esa realidad? La de la presencia de lo cristiano y de cómo llevamos el mensaje del Evangelio de Jesús al mundo de hoy? ¿Qué herramientas tenemos?

J: Estamos muy, muy atrás. Y Creo que no tenemos una conciencia real de lo atrás que estamos. Pero también es verdad que hay mucha gente que está intentando ponerse en su sitio.

Hay muchas órdenes religiosas que están luchando por actualizarse porque han tomado conciencia de que no llegan a la gente. Y hoy en día, que la inmediatez es de décimas de segundo y que nuestra juventud, sobretodo, recibe unos bombardeos bestiales y muy bien diseñados, o nos ponemos las pilas o no llegamos.

Y es verdad que, por lo menos, ya empiezan a tomar conciencia y comenzamos a andar en ese sentido, todavía muy lentamente.

La tecnología debería ser el perfecto aliado para llevar un mensaje que es, en el mundo globalizado, el único que ha perdurado durante tanto tiempo en distintos lugares del mundo. Que es universal, que puede ser utilizado por cualquier persona en cualquier rincón a cualquier hora, y sin embargo...

P: Un mensaje universal positivísimo, muy válido, y que pierde fuerza en la forma en cómo se comunica. Esa es la pena, que la forma está restando importancia, veracidad y autenticidad al mensaje porque es como ir a todos sitios con la luz apagada. No nos ven.

 

 

Y hay que trabajar porque nos vean. Vamos a empezar por el título del libro. Sabemos que hay bastante más, pero vamos a centrarnos hoy en el título, en qué queréis contar. "El rey de los Mindundis"... Ya en principio, a alguien le puede tirar para atrás; estáis hablando del hijo de Dios. Contadme.

P: Es el hijo de Dios el que se coloca ahí. Jesús de Nazaret es el que llega y se pone al lado de los pobres, el que habla de sus hermanos, con los que nadie quiere. Se trata de actualizar simplemente, o poner encima de la mesa, un nombre que utilizamos despectivamente (mindundi) para gente que somos hermanos. No tiene mucho más, es el mismo Jesús de Nazaret el que acuña ese nombre, salvando las distancias. Pero él es un mindundi. Es el mensaje de Jesús.

Se hizo el más pobre de los pobres, para estar con los que más sufrían.

J: Y además nos lo deja muy claro: hasta que tú no te des cuenta de lo mindundi que eres, realmente Dios no puede operar en ti y tú no puedes ser transformador de lo que te rodea.

Ese sentirme de verdad que yo soy igual de maravilloso pero al mismo tiempo igual de pequeño que tú, lo de barro que soy, al darme cuenta, me libero de tontería y entro en ese mindundeo. Y cuando Dios dice: "a funcionar" empieza ya la cosa a obrar, a crearse la magia, que no deja de ser el amor de Dios a fin de cuentas.

Un grupo de gente que se quieren y que trabajan a partir de ese quererse. ¿Cómo surge la figura? Estamos viendo un Cristo hippy con sus sandalias, su túnica con su corazoncito dibujado. También con su corona de espinas. Cómo surge la idea de dibujar, de crear a este "rey de los mindudis"

J: Nuestra forma de trabajar no es al uso. Lo normal sería que uno escriba y otro dibuje. Pero entre nosotros no es así. Evidentemente, ella escribe más que yo, y yo dibujo más que ella. Pero los estamos siempre metidos en todo.

En los dibujos, como ves, Jesús va con lo puesto. Lleva una túnica de manga corta. Tiene ese punto de que cuando sale de medio cuerpo parece que lleva una camiseta. Queríamos que fuese vestido con su túnica y que reflejase un tiempo y una época.

Y no a verse servido, sino a servir.

J: Ese servicio que nadie quiere hacer en nuestra vida. En lo que nos rodea.

 

 

Ser corresponsables del mundo. Esto es muy Laudato si, muy papa Francisco.

J: Claro que sí. A fin de cuentas son los valores que tenemos a nuestro alrededor y son los valores del Evangelio. Los valores del día a día. De la cercanía.

¿Cómo es ese esquema de unir textos y dibujos en un proceso común y qué habéis elegido como lo básico del Evangelio de Jesús, para hacer este recorrido del Rey de los Mindundis y sus seguidores?

P: Hacer un proyecto en el que el Rey de los Mindundis, Jesús de Nazaret, acerque su mensaje de una manera fresca, de buen rollo. Y sobretodo que sea un anuncio. Y el anuncio, que cada uno ya lo sitúe hasta donde quiera profundizar.

El mismo anuncio se convierte en denuncia, porque te hace ver en qué momento estás de tu vida o qué quieres cambiar o que no. Y desde ahí hemos ido conformando un mensaje completo, que va a la esencia de la persona y creo que es lo que hace grande al Rey de los Mindundis. Aparte de la forma cercana de su dibujo, que trasmite muy buenas sensaciones, los textos van a la esencia: tan a la persona, tan al corazón, que lo hace universal.

Los "de siempre" os podrán acusar de resumir con lo básico y olvidar algunas cosas. La labor de concretar a veces es, tal vez, bastante más difícil que la de dar detalles.

J: Nosotros venimos de la publicidad y de la comunicación donde en muy poco, hay que decir mucho. Es lo difícil de ese mundo. Por eso hay ilustración, un texto que ayuda a profundizar, y la palabra de Dios que ha iluminado todo esto.

Las referencias de los textos están en la parte inferior.

J: Siempre queremos que sea la palabra de Dios la que ilumine todo, porque queremos que sea nuestra vida. No ponemos en el Rey de los Mindudis nada de teoría. Intentamos que sea lo que hemos vivido y compartimos con otros.

No aparece vuestro Jesús desde una ideología particular. Os basáis en los textos y en vuestra experiencia.

J: No, porque entonces estaríamos enseñando, y no es lo que pretendemos. No somos quienes. Lo que queremos es compartir y esta es nuestra manera de hacerlo. Son nuestros dones puestos al servicio de la gente.

La teoría de los talentos.

P: Tampoco pretendíamos hacer el resumen por excelencia, simplemente compartimos lo que entendemos como esencial del mensaje de Jesús. Y hay mucho más. Se podrá ir trabajando, profundizando y ampliando.

J: Nosotros comenzamos a trabajar con Edelvives y no era trabajar, también era rezar, ellos con nosotros y nosotros con ellos. Estábamos compartiendo. Y surgen los proyectos.

Pensando qué podríamos hacer, aparece el Rey de los Mindundis. Nosotros ya lo teníamos creado en nuestra mente, empezamos a darle vueltas hace más de diez años. Era una de esas cosas que tienes por ahí y que van saliendo. Y tenemos muchas más.

Esperar el momento adecuado.

P: Se lo propusimos a Edelvives y a través de Laude, que ellos han sido los que han dado el cauce, empezamos a trabajar.

El libro está editado por Laude, que es una editorial del grupo Edelvives especializada en el trabajo pastoral. Entiendo que esto no se queda solo e un libro. Es una herramienta de trabajo, de reflexión y de oración para grupos, matrimonios, jóvenes, catequesis.

J: Y a nivel personal.

P: Exactamente. Al ser un mensaje esencial, hace que sea muy amplia la edad, el momento vital en el que cada uno está, para que te pueda servir. Y es una herramienta de trabajo para poder profundizar, disfrutar y vivir el mensaje de amor más grande del mundo.

 

 

¿Está testado? ¿Habéis comprobado que funciona?

J: Sí, y hay una parte personal en la que tú te sientes bien porque ves que una cosa que has creado funciona y a la gente le gusta.

Luego está la otra parte, que es la misión que nosotros entendemos que tenemos, y es que el Evangelio llegue al mayor número de gente posible. Después, que el espíritu sople como quiera y donde quiera.

Nos están llegando comentarios de gente que no cree en Dios, pero sí percibe los valores del Evangelio a través del libro. La manera de contarlo, tan accesible y sin ninguna pretensión, a la gente le está llegando.

P: La gente encuentra puntos en común aunque no quieren saber nada de la la Iglesia. También hay gente que lo está trabajando en grupo y nos centan que funciona muy bien.

Es el siguiente paso, porque es un mensaje relativamente sencillo, y la figura de Jesús es absolutamente atractiva para cualquier persona, creas o no, pertenezcas o no a la Iglesia.

Pero luego, ¿cómo insertas este modelo de mensaje en una institución donde uno de los muchos males que tiene es ese anquilosamiento, esa dificultad de autoexpresarse y entenderse a sí misma? No sé si habréis tenido algún tipo de feedback en algún obispo o en algún responsable de pastoral.

P: En forma negativa, de momento no. Al revés, lo que nos devuelven de distintos colegios es la idea de tener actividades para los alumnos, trabajarlo en clase, tener talleres para dar pistas sobre cómo utilizarlo, etc. Se percibe un interés más que nada.

Estamos muy contentos por ello. Ya ha salido la segunda edición en octubre.

Y sin hacer ruido, además. Sin ninguna promoción.

P: No nos ha dado ni tiempo a presentarlo.

J: Digamos que la primera presentación en los medios sería ésta, con vosotros. Y ya vamos por la segunda edición, por lo que está funcionando y llega.

Os voy a hacer un par de preguntas de las que os harían, no sé si aparecen en el libro, los escribas y los fariseos: ¿dónde está la Iglesia en este libro, la práctica religiosa?

J: En los followers. Además, hay una parte en la que se ve que todos son una gran familia. Y es ahí donde está la Iglesia. Porque somos una gran familia todos, sin excepción, los fariseos y los no fariseos. Y cada uno tendremos que ver lo que tenemos de cada posición. Ese sentido de unidad, el libro lo busca en todo momento.

Sin esa visión de fraternidad la cosa no va a funcionar. Sin ella, realmente no vamos a ser esa luz porque, como decimos en el libro, somos la luz del mundo, una gran lámina que está dentro de una bombilla, que es lo que entendemos que es la Iglesia.

Somos una gran familia y ahí es donde nosotros tenemos que estar y donde entendemos que la Iglesia tiene más fuerza.

P: Habrá a quien no le guste y vea cosas que no le parezcan bien, evidentemente. Pero es un libro que está pensado para sumar y para construir. Desde ahí, si a alguien no le sirve, pues nada, que lo deje donde estaba y que siga para adelante. Pero es un libro que no está pensado para entrar en conflicto.

Ni para sustituir a otro, ni para definir una Iglesia buena y una mala.

P: Nada de nada. Está para sumar y para construir. Simplemente queremos que sea un anuncio.

Jesús, Pilar, a mí me llama muchísimo la atención la última lámina. No está Jesús, pero están sus atributos, sus sandalias, la túnica y la corona de espinas y dice: "todo empieza en ti". ¿Cómo surge acabar este libro así? Yo tengo mi propia visión de lo que queréis decir. Pero me gustaría saber la vuestra.

J: Como no pretendemos dar ningna lección a nadie y simplemente compartimos, pensamos que este final es una herramienta más para seguir caminando. Lo que queremos decir es: ha terminado esto, y ahora te toca a ti. Ponte de pie y si esto te ha servido de algo comienza a caminar y a dar lo tengas que dar.

P: Que ahora te toca a ti caminar.

Es un libro, si no profundizas en él, alegre, cachondo... Pero, la última imagen es de lo más sugerente: hay unas sandalias, una túnica, para ir prácticamente con lo puesto, y nunca olvidáis, esto es una novedad con respecto a otros Jesuses, la corona de espinas. Entiendo que nunca hay que olvidar el sufrimiento y el dolor que Jesús toma para sí, que es nuestro dolor, el de la humanidad.

J: Hay una parte del libro, que es una especie de tríptico.Tres láminas en las que en la primera dice Jesús: "Os amo tanto, que daría la vida por vosotros, y no es postureo". En la sguiente lámina, se ve la mano de Jesús cruificada. Pero no termina ahí la cosa, si no, nos quedaríamos en el sufrimiento. La siguiente imagen es pentecostés. Jesús nos muestra que hay un camino por andar. Que esto es camino y hay vida. Y te dice: "Aquí todo es vida". Pero todo pasa por ahí. Tenemos que renunciar a ciertas cosas aprendidas o que nos separan. Todos las tenemos. Y nos dice también: ya habéis visto lo que hecho yo y que es flipante, imaginad lo que podéis hacer vosotros si os unís.

Aquí lo tenemos: "El Rey de los mindundis and the followers" Jesús, Pilar, ha sido un placer. Me quedo con ganas de preguntaros por muchas otras cosas y saber de otros proyectos, pero tendremos tiempo para hacerlo y para trabajarlo. Enhorabuena por los 20 años de trabajo previo que lleváis, porque esto no es una flor de un día, trabajando en comunidad como los seguidores de Jesús.

P: Sí. Entendemos la vida juntos. Nos conocimos vivendo en la comunidad Pueblos de Dios, y desde entonces llevamos una andadura como tú dices de más de veinte años trabajando para la Iglesia y para distintos proyectos con instituciones, en temas de comunicación e imagen. Y esto es fruto de todos estos años. De todo lo vivido.

Tenéis una web donde se os puede localizar. Convendría que nuestros responsables eclesiásticos o de las muchas organizaciones que hay en la Iglesia, de las que hacen mucho bien en la sociedad y que son imprescibles, que también cambiaran el modo de presentar lo que hacemos y como lo hacemos.

A veces el mensaje llega edulcorado y no siempre es culpa de los periodistas, sino del modelo, que es muy complicado de vender por el lenguaje que sigue. Y si algo nos ha enseñado tanto Jesús como la propia Iglesia a lo largo de la historia es que el lenguaje también se tiene que ir adaptando al tiempo y a las personas que deben recibir ese mensaje, y eso no es malo.

P: Al revés, es la forma que tenemos de llegar.

Y tenemos todavía la oportunidad de llegar a tiempo.

P y J: Sí, claro que sí.

Muchas gracias a los dos por Rey de los Mindundis, y a Laude y Edelvives por apostar por este proyecto. Y bienvenidos a Religión Digital para lo que necesitéis. Esta es vuestra casa y la del Rey de los Mindundis, cómo no, que es el que nos guía y nos anima a utilizar nuestros talentos para seguir construyendo camino. En eso estamos.

P y J: Muchas gracias

 



facebook

Religión Digital Edicom, SL CIF B86611894 - C/ Castuera nº 18 1º A - 28047 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@religiondigital.com | Copyleft 2000