• Director: José Manuel Vidal
Arte
Peio Sánchez y Raúl Tinajero, durante la presentación de la Semana de Cine Espiritual RD
"Animemos desde nuestro compromiso cristiano a las personas que estén en dificultad, las más pobres", añadió Peio Sánchez, quien presentó las siete películas (5 para jóvenes y 2 para los más pequeños) que se verán a lo largo de esta semana

(Jesús Bastante).- Charlot, el vagabundo que convirtió en mito a Charles Chaplin, y el niño que lo acompaña en "El Chico", son la portada elegida por la Iglesia española para la XIV Semana de Cine Espiritual, que este mediodía se ha presentado en los cines Paz de Madrid, bajo el lema "Haz tú lo mismo".

La imagen no es fortuita, sino muy buscada. "Refleja a Charlot, un vagabundo, que no tiene nada, y que sin embargo, acoge a un muchacho y le enseña. Y, a su vez, recibe mucho de él", explica Peio Sánchez, alma mater de esta semana y actual responsable de contenidos de la misma. Entre el público, adolescentes de varios colegios, muchos de los cuales no conocen quién fue ese tal Charlot.

Lo importante, con todo, es el lema, "Haz tú lo mismo". Como explica Raúl tinajero, director del departamento de Juventud de la CEE, esta Semana de Cine, "desde sus inicios, ha querido dar respuesta al deseo del Papa de 'estar en salida'". En salida "a las realidades y a los lugares donde los adolescentes y jóvenes se encuentran, como medio de expresión y de diálogo. Y el cine, para ellos es eso, lugar, de enuentro, de ocio y también de diálogo".

Y es que, añade, "si algo buscamos con el cine espiritual, además de ponernos en salida, de buscar y despertar esa creatividad, es ayudar a los jóvenes a formar un espíritu crítico positivo, para que puedan valorar aquello que ven, en este caso desde una propuesta espiritual y abierta a lo trascendente".

 

 

Una Semana de Cine Espiritual que, en estos 14 años, ha recibido a millones de jóvenes, que han visionado centenares de películas con un componente espiritual. En esta edición, son casi medio centenar de diócesis las que se han unido a esta iniciativa.

"Animemos desde nuestro compromiso cristiano a las personas que estén en dificultad, las más pobres", añadió Peio Sánchez, quien presentó las siete películas (5 para jóvenes y 2 para los más pequeños) que se verán a lo largo de esta semana. Desde "Hasta el último hombre", de Mel Gibson, que "presenta el valor de construir la paz, porque ser Iglesia y ser cristiano significa ser constructor de paz y reconciliación"; "Ignacio de Loyola", una película "sobre itinerario del soldado vividor y pendenciero que se va convirtiendo en un santo"; "La buena mentira", que aborda el drama de los refugiados, "personas llamando a las puertas de nuestro mundo, y que necesitan nuestra acogida"; "Lo que de verdad importa", cuya recaudación se dedica a la lucha contra el cáncer infantil; y la revisión del clásico "Ben Hur".

Junto a ellos, dos filmes para los más pequeños: "La vida de Calabacín" y "Ovejas y lobos". En definitiva, concluyó Peio Sánchez, "un compromiso cristiano por transformar la realidad y atender a los más débiles y los pobres".