• Director: José Manuel Vidal
Arte
Fernández en la inauguración del Congreso sobre Cultura Mozárabe Agencias
Gracias a la eucaristía, toda la riqueza mozárabe se volcó en la liturgia, lo que permitió conservar su identidad cultural y el latín como lengua

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, quien ha presidido en el Palacio Episcopal este jueves la sesión inaugural del I Congreso Internacional sobre Cultura Mozárabe, que cuenta con 658 inscritos de más de una docena de nacionalidades, ha señalado que dicho cónclave "pretende reivindicar nuestros orígenes cristianos".

Junto a ello y al abrir la sesión académica del Congreso, que promueve la Diócesis de Córdoba, bajo el patrocinio del Foro Osio del Cabildo Catedral, Demetrio Fernández ha destacado que este encuentro internacional también ha de "servir de acicate y estímulo para el presente".

Del mismo modo, el obispo ha transmitido el saludo de la Conferencia Episcopal Española, que, según ha asegurado, se ha interesado vivamente por el contenido del Congreso, agradeciendo también la implicación del Cabildo de la Catedral, institución que, según ha recordado, "custodia el principal templo de la Diócesis, ya que la Catedral no es algo muerto, sino que está vivísima en aspectos como el culto y la cultura".

Por su parte, el deán-presidente del Cabildo, Manuel Pérez Moya, ha afirmado "que este congreso internacional nos ayudará a interpretar los verdaderos cimientos de nuestra sociedad actual" y ha abogado por llegar a entender el hecho mozárabe, "que no puede ser juzgado desde el hoy".

El director académico del congreso, Manuel González López-Corps, ha instado, por su lado, a "bucear en la historia para fundamentar la propia identidad" y ha adelantado que este encuentro internacional "debe servir para definir la existencia de la cultura mozárabe" y, una vez identificada, ha alertado sobre la necesidad de entenderla, para que "esto no quede así".

En cuanto a las ponencias, el escritor Jesús Sánchez Adalid, uno de los especialistas que toman parte en el congreso, ha hecho un recorrido por la cultura hispánica de la sociedad de la época, como autor de la novela 'El Mozárabe', y ha desvelado que en su acercamiento a la época medieval hispana pronto detectó "que faltaba algo", señalando que ese vacío lo llena un pueblo que construye su identidad con la base de la fe cristiana, el pueblo mozárabe.

Por su parte, el director emérito del Archivo del Cabildo Catedral, Manuel Nieto Cumplido, ha repasado el marco jurídico de la sociedad musulmana durante su presencia en Córdoba en el siglo X, estableciendo "que el Estatuto de Mahoma estuvo vigente muy poco tiempo, sustituyéndose por otro de carácter más rígido". Después, los técnicos arqueólogos responsables de la intervención en la puerta de la nave 17 de la Mezquita-Catedral de Córdoba, la llamada segunda puerta, han adelantado en el congreso las conclusiones de su trabajo y que se darán a conocer en enero del próximo año.

Tras sus inspecciones han constatado los niveles de uso de la primitiva mezquita, otros pavimentos previos, así como reformas ocurridas durante el XV. El padre Shnorhk Souin, archimandrita de la Iglesia Apostólica de Armenia ha recordado en su intervención que el armenio es el pueblo más antiguo del mundo y se ha detenido en la descripción del genocidio de los años 1915 a 1921, cuando el pueblo armenio "confió la conservación de su identidad en la lengua y en la fe".

En su propia familia, ha explicado, solo sobrevivieron dos personas de 20 y ha defendido la permanencia en la fe cristiana de su sociedad. Ha finalizado la sesión de mañana de esta primera jornada del congreso con una mesa redonda dedicada a la liturgia hispano-mozárabe.

El deán-presidente de la Catedral de Toledo, Ferrer Gresneche, ha defendido la fe a través de la liturgia del mundo mozárabe y ha explicado que, "gracias a la eucaristía, toda la riqueza mozárabe se volcó en la liturgia, lo que permitió conservar su identidad cultural y el latín como lengua".

(RD/Ep)