• Director: José Manuel Vidal
Arte
Segunda jornada del Congreso Internacional Mozárabe
La búsqueda de la muerte por parte de los mártires significaba la posibilidad de la apertura a un debate en torno a la convivencia y la libertad religiosa

Esta mañana ha continuado el primer Congreso internacional sobre Cultura Mozárabe con la intervención del sacerdote jesuita Samir Khalil Samir, con una ponencia sobre las relaciones islamo-cristianas y la presencia en el Corán de episodios del Evangelio.

Aseguró que "los pasajes violentos del Corán anulan a los no violentos" porque hay un principio por el cual la última revelación de dios anula a todas las anteriores y ese es el gran problema de la actualidad. "En el Evangelio, toda la violencia la asume Jesús en la Cruz", ha concluido el padre Samir Khalil.

Por su parte, el doctor Emilio González Ferrín, aseguró en su intervención que las "abstracciones modernas ocultan la realidad antigua, en tanto que invierten el paradigma". Así, establece que San Eulogio de Córdoba afrontó el martirio como signo de rebeldía ante la arabización de la sociedad.

El profesor Rafael Sánchez Saus, en su revisión historiográfica y propuesta de investigación sobre los mártires de Córdoba, mantuvo que la búsqueda de la muerte por parte de los mártires significaba la posibilidad de la apertura a un debate en torno a la convivencia y la libertad religiosa, que surgía de un momento personal donde la toma de conciencia jugaba un papel fundamental y respondía a un desencanto social.

La mañana continuó con la mesa redonda dedicada a la arquitectura mozárabe. En ella, el profesor Moreno Martín, aseguró que determinada historiografía pretendía la búsqueda de un estilo nacional a partir del arte mozárabe. Por su parte, el arquitecto Gabriel Ruiz Cabrero, propuso que dicho arte no era sino la continuación del visigodo, como puede comprobarse a partir de los Beatos donde se fija el arco de herradura como lenguaje particular de Hispania.

La doctora Gloria Lora, de la Facultad de Filosofía de Sevilla, trató en su ponencia sobre el ocaso de las comunidades mozárabes, situándolo bajo época almorávide, que "modifica el tono de relación entre cristianos y musulmanes", estableciendo igualmente que el ocaso de las comunidades mozárabes, en torno a 1.030, con el fraccionamiento de los taifas y el declive omeya "se generaliza el desvanecimiento cristiano".

La jornada matinal concluyó con la ponencia de la doctora Sánchez Prieto relativa a la producción visigótico-mozárabe y carolingia.