• Director: José Manuel Vidal
Arte
Piezas de Sijena en el Museo de Lleida Agencias
En su providencia, el Juzgado número 1 de Huesca ordena a la Guardia Civil, en coordinación con el Gobierno de Aragón, que "ejecute el plan de seguridad previsto" para "proceder a la retirada de los bienes"

(J. B./Agencias).- 11 de diciembre. El próximo lunes será la fecha límite para que el Museo de Lleida devuelva al Real Monasterio de Sijena (Huesca) las 44 obras que aún obran en su poder, "si no hubieran sido entregadas con anterioridad", según afirma en su providencia el juez.

La orden judicial será recurrida ante la Audiencia Provincial de Huesca y, posteriormente, al Tribunal Supremo, según anunció el alcalde leridano, el socialista, Ángel Ros, quien sostuvo que "afectaría directamente a la integridad de la colección", por lo que es preciso paralizar la entrega.

En su providencia, el Juzgado número 1 de Huesca ordena a la Guardia Civil, en coordinación con el Gobierno de Aragón, que "ejecute el plan de seguridad previsto" para "proceder a la retirada de los bienes", proporcionando "seguridad al personal encargado de la retirada de los bienes y de su traslado".

Para ello, el juez exige la colaboración de la Policía Nacional, la Guardia Urbana de Lérida y los Mossos d'Esquadra "si fuere necesario". Del mismo modo, autoriza el acceso al Museo tanto a la empresa contratada por el Gobierno aragonés para el traslado como a los técnicos. Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad también podrán entrar para "proporcionar seguridad y el adecuado desarrollo de las labores necesarias para el cumplimiento de lo que viene acordado en la presente causa".

 

 

El juez Antonio Martín advierte a las partes de que por la realización de actos contrarios a lo señalado "podrán ser acusados de delitos de desobediencia a la autoridad y de delitos contra la Administración de Justicia". El Museo de Lleida deberá prestar "la necesaria colaboración para llevar a buen fin lo acordado".

Frente a esta decisión, el alcalde de Lleida ha confirmado que el Consorcio del Museo ultima un recurso contra esta orden de entrega, al considerar que afectaría a la "integridad" de los bienes y que no se trata de una sentencia firme.

"Entendemos que afectaría directamente a la integridad de la colección", ha defendido, al tiempo que ha señalado que la obras fueron adquiridas de acuerdo con la legalidad por parte de la Generalitat de Cataluña, y entregadas en depósito al Museo de Lleida también con un procedimiento absolutamente legal.

Ros ha observado que se trata de una resolución no firme, porque la resolución de la Audiencia Provincial de Huesca reconoce el derecho a recurrir en casación tanto en Huesca como en el Tribunal Supremo, por lo que ha dicho que entiende que "no procede esta ejecución de la sentencia".