• Director: José Manuel Vidal
Arte
La Guardia Civil, en el Museo de Lleida ABC
La devolución a Aragón de los bienes de Sijena enfrenta a los gobiernos autonómicos catalán y aragonés desde hace años, pero el proceso independentista y la actual campaña electoral en Cataluña han cargado de tensión política el proceso

(J. B./Agencias).- Varios centenares de personas se han concentrado, desde primera hora de la mañana, frente al Museo de Lleida, para protestar contra el regreso de las 44 piezas de arte que un juez ha ordenado devolver al monasterio oscense de Villanueva de Sijena. El traslado de las obras ya se ha producido, después de que se hayan vivido momentos de tensión entre manifestantes y Mossos d'Esquadra, que se han saldado con una pequeña carga.

Después de que expirara el plazo marcado por un Juzgado de Huesca, y obedeciendo las órdenes judiciales, técnicos del Gobierno de Aragón han entrado de madrugada al Museo de Lleida, acompañados por Mossos y Guardia Civil, para embalar los bienes de Sijena.

En el interior del Museo de Lérida se encuentran seis técnicos, el letrado que ha llevado el caso y seis empleados de la empresa privada encargada del traslado, entre los que se encuentra un especialista en conservación. Además, también está presente el director general de Cultura aragonés, Nacho Escuin según informa El Mundo. Al parecer, todo está listo para la salida de los bienes, que podría producirse en torno a las 14 horas.

Justo hace unos minutos, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha resuelto "la no adopción de las medidas cautelares solicitadas en relación a los recursos sobre el traslado de las obras del Museo de Lleida, al considerar que la situación de traslado de las obras del Museo de Lleida derivan de la ejecución provisional de un proceso civil".

 

 

Desde las 7,30 se concentraban ante las puertas miembros de los Comités en Defensa de la República para protestar contra dicho traslado. Cuando algunas de estas personas han intentado forzar el pasillo de seguridad para entrar en el Museo, han sido repelidos por la Policía catalana.

La devolución a Aragón de los bienes de Sijena enfrenta a los gobiernos autonómicos catalán y aragonés desde hace años, pero el proceso independentista y la actual campaña electoral en Cataluña han cargado de tensión política el proceso.

 

Cuáles son las piezas

Los 44 bienes del Monasterio de Sijena que la Generalitat de Cataluña debe devolver a Aragón -tras una primera entrega de 51 piezas realizada en julio de 2016- están datados entre los siglos XV y el XVIII.

Entre ellas, se encuentran tres cajas sepulcrales de madera pintada de tres prioras del monasterio, una de ellas datada en torno al año 1.434 y las otras dos, en la segunda mitad del siglo XV. Igualmente, se halla un banco de madera pintada y un remate con escudo en madera tallada y pintada, ambos del Retablo de la Piedad y del siglo XVI.
También hay tablas policromadas del siglo XVIII de Santa Rosa de Lima, Santa Ubaldesca o Gertrudis, Santa Teresa de Jesús y Santa Clara.

Entre las piezas se encuentran, asimismo, siete pinturas sobre tela de una serie sobre la Historia del rey David, del siglo XVIII, una pintura sobre tela de un Ecce Homo, del siglo XVII, y otra de una Crucifixión, de la misma época.

Además de otras pinturas sobre tela de los siglos XVII-XVIII, están catalogados cinco altorrelieves en alabastro atribuidos a Gabriel Joly, datados en torno a 1529-1530, con escenas de la vida de la Virgen María y de Jesucristo, y un fragmento de altorrelieve.

Asimismo, hay dos figuras talladas en el mismo material, atribuidas al mismo autor y de la misma época, que se encuentran calcinadas y mutiladas, la de San Jerónimo y San Juan Bautista, y fragmentos del mismo material en el mismo estado, como el torso de San Juan Evangelista, la cabeza de San Cristóbal y un conjunto tallado en alabastro, muy calcinado, de la Piedad con otras figuras o Llanto por Cristo muerto.

 

 

Reacciones políticas

A las puertas del Museo, el alcalde de Lleida, el socialista Angel Ros, calificaba la decisión judicial de "profunda injusticia e indefensión", y ha recordado que no era el momento para trasladar las piezas, puesto que todavía hay varios recursos judiciales en marcha.

Más duro ha sido el ex president de la Generalitat, Carles Puigdemont, quien desde Bruselas ha denunciado el "expolio" del arte catalán. "Con nocturnidad y usando una policía militarizada, como siempre, aprovechando un golpe de Estado para expoliar Catalunya con absoluta impunidad", ha recalcado en Twitter.

Por su parte, el ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, ha señalado que el traslado de los bienes del Monasterio de Sijena se hace en base al cumplimiento de una decisión judicial e insiste en que las cosas se han hecho "correctamente, con inteligencia y con prudencia".

Finalmente, el candidato del PSC a la Generalitat, Miquel Iceta, ha calificado de "error" que se produzca el traslado de las obras de arte de Sijena sin una resolución judicial "definitiva", pero en todo caso lo ha desvinculado de la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña.