• Director: José Manuel Vidal
Arte
El artista Andy Warhol, frente a una obra suya de la Última Cena Agencias
Andy Warhol era hijo de migrantes eslovacos, miembros de la Iglesia católica bizantina, y él fue creyente durante toda su vida

(C.D./Efe).- 39 años después de que viajara a Roma para conocer al Papa Juan Pablo II, el artista y cineasta "pop" estadounidense Andy Warhol volverá al Vaticano. Esta vez, en forma de una exposición que mostrará el lado más espiritual de uno de los más devotos artistas del siglo XX, quien, pese a su deseo de mostrarle al mundo su obsesión con el dinero, la fama y el glamur, nunca dejó de ser creyente.

Según informa The Art Newspaper, los Museos del Vaticano se encuentran en conversaciones con el Museo de Andy Warhol en Pittsburgh para exponer las obras de arte religioso del artista en el año 2019.

La muestra incluirá pinturas de la serie 'La última cena' de Warhol (1986), inspiradas en el fresco de la escena bíblica de Leonardo da Vinci, y lienzos como serigrafías de calaveras, así como películas y materiales de archivo.

En Roma, la exposición estará ubicada en el Brazo de Carlo Magno, en un espacio de 1.000 metros cuadrados en la Plaza de San Pedro diseñada por Gian Lorenzo Bernini.

"Estamos muy interesados en explorar el lado espiritual del artista", ha señalado la directora de los Museos del Vaticano, Barbara Jatta.

Según añade, es "muy importante" para ellos "mantener un diálogo con el arte contemporáneo". "Vivimos en un mundo de imágenes y la Iglesia debe ser parte de esta conversación", ha subrayado.

Andy Warhol era hijo de migrantes eslovacos, miembros de la Iglesia católica bizantina, y él fue creyente practicante durante toda su vida.

Acudía a menudo a la Iglesia de San Vicente Ferrer de Nueva York y colaboró como voluntario en algunos albergues para personas sin hogar.