• Director: José Manuel Vidal
Arte
El mural de la Virgen de la Tralla, con la Virgen oculta, y sin el Cristo original Agencias
En la cuestión artística no entro porque se trata de algo muy subjetivo, pero para estar al culto se necesitan imágenes que inspiren devoción y no es el caso", subraya el párroco

(Jesús Bastante).- "En la cuestión artística no entro porque se trata de algo muy subjetivo, pero para estar al culto se necesitan imágenes que inspiren devoción y no es el caso". El párroco del Santo Ángel de Málaga, José Diéguez, justifica así la retirada de la famosa 'Virgen de la Tralla' y el 'Cristo crucificado', obras de Eugenio Chicano. "Queremos manifestar el amor de Dios a través de la belleza", apunta el sacerdote.

Nadie entiende la decisión, por más que el párroco asegure que cuenta con el apoyo "unánime" de los fieles. Tampoco el Obispado de Málaga que, preguntado sobre el particular por RD, subraya que se trata de una decisión del sacerdote pero que, en todo caso, se ha trasladado el tema a la delegación de Patrimonio, quien habrá de elaborar un dictamen. "Está en estudio aún".

La Virgen de la Tralla es, sin lugar a dudas, uno de los mosaicos más conocidos de toda Málaga. En 1971, Eugenio Chicano fue elaborando el mural con ayuda de los feligreses y de los pescadores de la zona. ¿El resultado? Un compendio de religiosidad popular, colorido y muy emotivo, con una estética pop muy reconocible, que ha sido alabado y bendecido por los antecesores a Diéguez, y por todos los obispos malacitanos... hasta ahora.

Desde hace unos días, la 'Virgen de la Tralla' ha sido literalmente tapada por otra imagen, situada en una peana, mientras que el Cristo ha sido sustituido por otra pieza. El original se encuentra en la sacristía, y tal y como apunta el párroco, "cualquiera puede visitarlo".

 

 

 

Por su parte, el autor, en un delicado estado de salud (acaba de recuperarse de una doble neumonía que le llevó a la UCI), lamenta la decisión, aunque asegura que "no quiero entrar en ninguna polémica, pero me parece una barbaridad. Hay que respetar la obra de los artistas".

Las críticas no se han hecho esperar. Así, la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo se sumó a las críticas por la decisión del párroco. "Durante medio siglo estas imágenes han inspirado oraciones, los vecinos estaban orgullosos de ellas, porque las asumieron como propias, se identificaban con ellas, y son expresión de su devoción, de su patrimonio, de su propia cultura", argumentan los académicos.

Por su parte, la Fundación Aduana Museo de Málaga ha emitido un comunicado tildando de «atentado» lo ocurrido y recordando otros casos donde lo contemporáneo convive sin problemas con la fe, como el mural de Miquel Barceló en la Catedral de Palma de Mallorca.

Ahora, la decisión final esta en el alero de la Delegación de Patrimonio de la diócesis de Málaga.