• Director: José Manuel Vidal
Arte
Sábana santa de Turín
La reliquia, que en las últimas semanas volvió a ser centro de interés de los científicos con la publicación de algunos estudios sobre su autenticidad, seguirá en la capilla en la cual es conservada

El Santo Sudario que, según la tradición, envolvió el cuerpo de Cristo, será visitado el viernes por 2.500 peregrinos jóvenes en el Duomo de Turín. La veneración, prevista mañana al caer el sol en la capilla debajo del Tribunal Real del Duomo, es una etapa de la peregrinación que seguirá en Roma, con el papa Francisco, para el encuentro de preparación al Sínodo de Obispos -dedicado a los jóvenes- que se realizará en otoño (boreal).

A tres años de la exposición que en 2015 tuvo más de dos millones de visitantes en esta ciudad, entre ellos el mismo Jorge Mario Bergoglio, el Sudario vuelve a ser visible pero sólo por algunas horas y por un número limitado de peregrinos.

Scout, grupos, asociaciones y fieles de las 17 diócesis de Piamonte y del Valle d' Aosta, norte de Italia, partieron desde Montgenèvre, los alpes franceses, y Cervino, alpes italianos, como de los santuarios de la llanura, que fue un recorrido espiritual, pero también un encuentro con el territorio y las regiones alpinas.

Un "camino pastoral", como lo definió el arzobispo de Turín, monseñor Cesare Nosiglia. El custodio pontificio del Sudario celebró una misa para los peregrinos este jueves a la noche en la Reggia de Venaria, antes de la cena comunitaria en el patio de las Carrozas y de la obra teatral sobre la Pasión de Cristo. El Duomo de Turín, el viernes, permanecerá cerrado durante todo el día.

La reliquia, que en las últimas semanas volvió a ser centro de interés de los científicos con la publicación de algunos estudios sobre su autenticidad, seguirá en la capilla en la cual es conservada.

(RD/Ansa)