Religión Digital

Osoro, con los refugiados

Agencias

“No podemos ser ajenos a este inmenso desafío”, asegura el arzobispo de Madrid

clipping

El cardenal Osoro pide el cierre de los CIEs y la apertura de corredores humanitarios en España

El purpurado reclamó estas medidas, hace semanas, a los ministros de Justicia e Interior

Jesús Bastante, 09 de junio de 2017 a las 08:14
Los desplazamientos forzados por la guerra, el hambre, la persecución política, religiosa o cultural, el cambio climático o las hambrunas son "una de las más lacerantes heridas de nuestra humanidad"
Osoro, con refugiados del centro de San't Egidio en Roma/>

Osoro, con refugiados del centro de San't Egidio en Roma

El padre Ángel, y el cardenal Osoro/>

El padre Ángel, y el cardenal Osoro

Blázquez, con Osoro, Cañizares y Rouco/>

Blázquez, con Osoro, Cañizares y Rouco

Osoro, en la fundación ANDE/>

Osoro, en la fundación ANDE

Osoro, con los sin techo de San Antón y Santa Anna/>

Osoro, con los sin techo de San Antón y Santa Anna

  • Osoro, con refugiados del centro de San't Egidio en Roma
  • El padre Ángel, y el cardenal Osoro
  • Blázquez, con Osoro, Cañizares y Rouco
  • Osoro, en la fundación ANDE
  • Osoro, con los sin techo de San Antón y Santa Anna

(J. Bastante/Infomadrid).- "Sueño con que los corredores humanitarios vean la luz en España, con la ayuda de la Comunidad de Sant Egidio y de toda la Iglesia". El cardenal de Madrid, Carlos Osoro, abrió ayer las Jornadas de Delegados de Migraciones en Madrid, con una intervención en la que clamó por el cierre de los Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE), y tuvo un emotivo recuerdo a Ignacio Echeverría.

En su intervención, Osoro señaló sus "sueños" y abordó el drama de refugiados y migrantes, así como la propuesta de la Doctrina Social de la Iglesia "frente a la cultura de la indiferencia". Una propuesta que pasa por el establecimiento en España de los corredores humanitarios que tan bin funcionan en Italia, y por alternativas dignas a los Centros de Internamiento de Extranjeros.

Unas cuestiones que el mismo Osoro tuvo la oportunidad de reclamar a los ministros de Justicia e Interior durante un encuentro celebrado hace varias semanas, y que podría ser clave de cara a la apertura de dichos corredores, que ya funcionan en Italia y acaban de abrirse también en Francia.

"No podemos ser ajenos a este inmenso desafío que afecta a cuan creíble resulta Dios cuando se afea su rostro por tanto dolor insufrible generado por la violencia o la injusticia", señaló el cardenal de Madrid, denunciando que los desplazamientos forzados por la guerra, el hambre, la persecución política, religiosa o cultural, el cambio climático o las hambrunas son "una de las más lacerantes heridas de nuestra humanidad".

En este punto, reclamó a la "vieja Europa" y a sus gobernantes "no abdicar de nuestro tiple origen cultural: la razón griega no puede ser desalojada por el emotivismo irracional; el derecho y la justicia romanos no pueden ser sustituidos por el miedo al diferente; y la compasión por la persona y su dolor, propia de la tradición judeo-cristiana, no puede ser olvidada sin más y descalificada como buenismo sin perdernos algo profundamente humano".

 

 

"Lo que reclamamos para los refugiados no es, ni más ni menos, que sus derechos, que obligan a los países y a la comunidad internacional", recordó Osoro, quien añadió que "a nadie se dé por caridad lo que le es debido por justicia".

¿Cómo articular esta petición? A través, fundamentalmente, de los corredores humanitarios y del cierre y búsqueda de alternativas a los CIEs, cuestiones en las que la Iglesia católica ha sido, y sigue siendo, pionera. "La Iglesia no ha permanecido impasible ante la tragedia de los refugiados y ha venido dando respuestas coordinadas de atención a los refugiados y ofertas concretas a los gobernantes", recordó Osoro.

El de los corredores humanitarios es uno de los sueños que el cardenal Osoro tiene con relación a la movilidad humana. También que Europa y España cumplan con los cupos prometidos o que en la frontera sur de nuestro país "no se trate a las personas como fardos a devolver en origen".

Sueña también con la desaparición del "cáncer" de la trata y el tráfico de personas, con el cierre de los Centros de Internamiento para Extranjeros o con la capacidad de los cristianos de compartir el tesoro precioso del Evangelio. "Son sueños. Tengo muchísimos más. ¡No renunciemos a soñar! Los sueños son la antesala obligada de aquello que después se acaba por conseguir", concluyó.

 



facebook

Religión Digital Edicom, SL CIF B86611894 - C/ Castuera nº 18 1º A - 28047 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@religiondigital.com | Copyleft 2000