• Director: José Manuel Vidal
Diócesis
Rafael Zornoza Agencias
Exigen la destitución del Ecónomo Diocesano, Padre Diufaín como responsable de las decisiones de despidos en el Obispado, que van contra el mensaje del Evangelio que pide, de forma muy clara, respetar la dignidad de la persona

El Grupo Cristiano de Reflexión y Acción de Cádiz, a través de un comunicado, ha querido lamentar los despidos que se han producido en la Diócesis de Cádiz y Ceuta del Obispado durante los últimos meses, según informa Portal de Cádiz.

Entre ellos, el de la bibliotecaria del Seminario Diocesano "que después de varios años de trabajo, ha sido despedida sólo por pedir un aumento de sueldo y con el pretexto de que no había trabajo en la biblioteca". U otros despidos, entre otros, en las parroquias de San José de Cádiz y San José Artesano de San Fernando. La Comunidad Carmelita, propietaria del Colegio Liceo del Sagrado Corazón de esa ciudad, ha prescindido del cocinero "por motivos no probados, tras 17 años de actividad laboral ininterrumpida, y Cáritas, de un monitor de atención a personas sin hogar, en Chiclana".

Este grupo transmite al Obispo de Cádiz que "nos parece un escándalo que nuestra Iglesia no respete los derechos laborales y no trate dignamente a sus trabajadores. Esto no debería suceder en la Iglesia Diocesana que es la Comunidad de los seguidores de Jesús", añadiendo que "estas formas de actuar no se corresponden con el mensaje de fraternidad del Evangelio, contradicen la Doctrina Social de la Iglesia y el mensaje del Santo Padre Francisco de una economía de rostro humano y respeto a la dignidad de la persona, en sus derechos laborales, tal como muy recientemente ha transmitido en su mensaje de octubre, pidiendo que denunciemos las situaciones en que se violen los derechos de los trabajadores. Por tanto, nos parece inadmisible que se produzcan en organismos de la misma Iglesia".

 

 

Y señalan como responsable al actual Ecónomo Diocesano, el Padre Antonio Diufaín.

Entre las solicitudes planteadas al Obispado de Cádiz y Ceuta por el Grupo Cristiano de Reflexión y Acción de Cádiz están:

1) La admisión inmediata de las personas trabajadoras despedidas, como por ejemplo, Doña Lola Macías Recuerdo, bibliotecaria del Seminario Diocesano, Doña Estefanía García, del columbario y archivo de la Parroquia San José Artesano de San Fernando, despedida por mediación de los servicios jurídicos del Obispado, Don Aarón Troncoso Roa, auxiliar de servicios especiales de la Parroquia de San José de Cádiz, con conocimiento de la Vicaría General, y a Don Antonio Jesús Rivero Rodríguez, monitor de personas sin hogar, que trabajaba en Chiclana, despedido por el equipo directivo de Cáritas. Por lo que respecta al despido de D. José Carlos Bravo Marín, le pedimos que demande, haciendo uso de su autoridad moral y diocesana, a la Comunidad Carmelita de San Fernando, su readmisión como cocinero de dicha comunidad. Hay que indicar que ya hay sentencia a favor de la Comunidad Carmelita en relación a este despido.

2) La destitución del Ecónomo Diocesano, Padre Diufaín como responsable de las decisiones de despidos en el Obispado, que van contra el mensaje del Evangelio que pide, de forma muy clara, respetar la dignidad de la persona.

3) La cesión de los pisos vacíos de la Diócesis a las familias con problemas de vivienda, como gesto de Misericordia hacía las víctimas de la crisis y como compromiso Eclesial de solidaridad con los más pobres de nuestra sociedad en sintonía con el mensaje del Papa Francisco.

4) Levantar el veto al hermano cofrade de La Línea José David Muñoz Oliva para dar pregones en diferentes actos de culto de su hermandad o en su Ciudad y tratarlo con el respeto que se merece.

Y por último, avisan que "no nos podemos quedar impasibles mientras se trata a las personas como cosas. No somos cristianos por ir a una parroquia o por clamar puntualmente contra las injusticias. Somos cristianos porque nuestro proyecto es Cristo, las 24 horas del día". Por eso al Obispo le piden una explicación por los "trabajadores que se han visto injustamente tratados y menospreciados".