• Director: José Manuel Vidal
Diócesis
El cardenal Osoro, y sus tres nuevos auxiliares: Vidal, Cobo y Montoya RD
Se busca acomodo para Juan Antonio Martínez Camino, cuyos posibles destinos podrían ser Zamora o Ávila

(Jesús Bastante).- Tres años después de su llegada a Madrid, Carlos Osoro culmina la renovación en la diócesis de Madrid. El Papa Francisco acaba de confirmar el nombramiento de tres nuevos obispos auxiliares de Madrid, que cumplen con los requisitos que el cardenal quería para la diócesis, y logran el consenso entre los sectores progresista, moderado y espiritualista del Arzobispado: José Cobo, Jesús Vidal y Santos Montoya serán los nuevos auxiliares de la diócesis. Osoro crea equipo a su medida.

Y es que el cardenal de Madrid quiere ser el obispo de todos, tal y como afirmó en su primera comparecencia. No lo ha tenido fácil el purpurado, pese a contar con el respaldo directo del Papa Francisco. Las múltiples herencias del cardenal Rouco todavía pesan, y mucho, en la diócesis de Madrid. La más evidente, la de su todavía auxiliar, Juan Antonio Martínez Camino, a quien se busca acomodo en una diócesis (se habla de Zamora o Ávila).

Sin embargo, y pese a las presiones (tanto dentro de la diócesis como en sectores de la Iglesia española), el cardenal Osoro ha continuado trabajando con sus propios ritmos, bien acompañado por la vida religiosa y logrando restablecer consenso en torno a las tres familias que conviven en Madrid: el sector más conservador, los más progresistas y los 'espiritualistas'.

Los nombramientos de hoy responden a esta tesitura, y buscan romper la dinámica de frentes y apostar por una Iglesia "en salida" y con una clara vocación de apertura. Los tres, además, están bien considerados entre el clero madrileño, una de las más claras razones para su designación.

 

 

El caso más evidente es el de José Cobo. El hasta ahora responsable de la Vicaría II es una persona muy preocupada por lo social, un párroco cercano y que desde el comienzo del pontificado de Osoro se ha volcado en la preparación de los planes de evangelización. Vinculado al sector más progresista, su nombramiento ha sido bien recibido por los grupos tradicionalmente marginados en las últimas décadas. Durante meses, se habló de la posibilidad de que el elegido fuera José Luis Segovia, pero Josito no se siente llamado al episcopado, y tanto él como el cardenal creen que su papel será más relevante en primera fila de la calle.

El segundo nombramiento, el de Jesús Vidal, responde al deseo de cercanía con todo el clero. Vidal, actual rector del Seminario de Madrid, es considerado un hombre prudente y con gran capacidad de trabajo. Aunque podría ser ubicado en el sector más conservador, su faceta social está acreditada por sus funciones como consiliario de Acción Católica y Manos Unidas.

El auxiliar menos conocido de los tres es Santos Montoya, actual párroco de Beata María Ana de Jesús, y antiguo director del Seminario Menor. Cercano al sector más 'espiritualista', es el más joven de los tres, y uno de los candidatos a ocupar puestos de responsabilidad en la Iglesia española del futuro.

Por el momento, es uno de los tres elegidos por Osoro -y ratificados por el Papa- para renovar la Iglesia de Madrid, sin que nadie quede fuera. Una tarea, sin duda, complicada. Pero que el cardenal está íntimamente convencido de que logrará llevar a cabo.