• Director: José Manuel Vidal
Diócesis
La 'alineación laica' del equipo del obispo de Coria-Cáceres Diócesi de Coria-Cáceres
Creación de una delegación específicamente dedicada a la infancia, otra al Cuidado de la Creación, otra dedicada a las personas con discapacidad y una delegación dedicada a las migraciones que antes formaba parte de Cáritas

(J. Bastante/Diócesis de Coria-Cáceres).- La 'revolución serena' de Francisco comienza a llegar, si bien con cuentagotas, a la Iglesia española. Una de las diócesis pioneras es la de Coria-Cáceres, que se ha convertido en la primera diócesis de nuestro país en apostar por la paridad entre laicos y consagrados en los puestos de responsabilidad. Así, 11 de los nuevos cargos diocesanos -alrededor del 40%- serán ocupados por seglares, hombres y mujeres.

Francisco Cerro, el obispo, ha hecho suyas las conclusiones y recomendaciones del último Sínodo Diocesano, clausurado el 8 de diciembre pasado, y ha hecho público el nuevo organigrama curial. En el mismo, se incluyen 11 laicos, entre ellos cuatro mujeres, así como la creación de una delegación específicamente dedicada a la infancia, otra al Cuidado de la Creación, otra dedicada a las personas con discapacidad y una delegación dedicada a las migraciones que antes formaba parte de Cáritas.

Tal y como explicael secretario del Sínodo, Jesús Moreno Ramos, destacaba que "la misión de la iglesia es evangelizar y conseguir que la sociedad se acerque a la persona de Jesús". En relación con esto, se ha visto en el sínodo la necesidad de una mayor formación de los catequistas, educadores y otros agentes de pastoral. En el segundo tema, se realizó un análisis exhaustivo de la sociedad, en particular del mundo de la pobreza y de la acción que desarrolla la Iglesia con los más necesitados.

 

 

En relación con el tema de los laicos, Moreno destacaba que la Iglesia en su gran mayoría está formada por laicos y en el Sínodo se habló abundantemente de su formación y participación en la Iglesia y en el mundo. Se potenciarán los movimientos de Acción Católica y se cuidará una mayor corresponsablidad de los laicos en los distintos organismos de la iglesia.

Por esto motivo, el obispo ha nombrado delegados a varios seglares, mujeres y hombres, formando parte del nuevo organigrama diocesano. Junto con los que continúan desempeñado su labor, son en total 11 seglares que suponen casi un 40% de los cargos. Pasan de tres a once: toda una revolución

Dentro de los nuevo cargos, 4 mujeres asumen responsabilidades destacadas: Carmen Fuentes como Delegada de Patrimonio Cultural, Yolanda Delegado como Delegada de Pastoral Vocacional, Mercedes Expósito, delegada de Pastoral de Cuidado de la Creación y Lorena Jorna, delegada de Medios de Comunicación. Especialmente relevante es el hecho de que sea una mujer la que coordine la pastoral de vocaciones en la diócesis.

Los seglares varones con cargos de responsabilidad son Enrique Pérez Martín como delegado coordinador del área de apostolado seglar y delegado de Infancia, Antonio Chapado como Secretario General del obispado y Salustiano Silva como delegado de Pastoral Rural, José Luis Hernández como delegado de Personas con Discapacidad, y los ya que ya venían desempeñando el cargo de delegados: Florencio García Mogollón de Patrimonio Cultural, Ricardo Palancar de Fe y Cultura, y Javier Grande de Pastoral Universitaria.

A todos ellos se añade la figura del Ecónomo, el seglar Ginés Rubio, de quien depende la oficina de sostenimiento, transparencia y rendición de cuentas.

Por otro lado, Jesús Moreno, recordaba que otra disposición del Sínodo indica que los sacerdotes que hayan cumplido los setenta y cinco años de edad, dejarán sus responsabilidades pastorales aunque podrán colaborar en las distintas tareas de la iglesia, según sus capacidades y su salud.