• Director: José Manuel Vidal
Diócesis
El cardenal Cañizares, con la fallera mayor Manolo Guallart/Archivalencia
El cardenal también ha pedido la protección de San José "para las familias valencianas, sobre todo las afligidas por la separación o ruptura, violencia interna, por el paro u otras amenazas"

(Diócesis de Valencia).- El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha destacado que "la Iglesia siente necesidad de acudir a San José en los momentos de adversidad" y ha pedido su protección "para los miles de cristianos perseguidos y masacrados en tantos lugares de la Tierra, y para los desterrados, refugiados e inmigrantes que tienen que huir de sus tierras a veces tan hostiles".

En la misa celebrada en la catedral de Valencia con motivo de la solemnidad de San José, el arzobispo ha recordado que el santo también es patrón de las misiones y ha invocado su patrocinio "sobre la tarea de evangelización y de cooperación misionera en que está comprometida la diócesis de Valencia a quien el Papa Francisco ha encomendado dos Vicariatos apostólicos en la Amazonía peruano, uno de ellos, precisamente, llamado San José del Amazonas".

El cardenal también ha pedido la protección del santo "para las familias valencianas, sobre todo las afligidas por la separación o ruptura, violencia interna, por el paro u otras amenazas; para los jóvenes y los niños, tan bien representados por los falleros; para los que tienen la tarea de educar, para que sea posible una educación integral; y sobre la ciudad de Valencia".

"A San José le encomendó Dios la misión única y singular de la custodia y vigilancia amorosa, ejerciendo de padre, sobre la infancia, adolescencia y crecimiento de Jesús, y le confió la protección y salvaguardia, como esposo, de la santidad virginal y excepcional de María", ha indicado el arzobispo.

La vida entera de José "está centrada en este servicio a Jesús y María, que siempre está unida a José, por eso nuestras fiestas falleras tienen tan en el centro y en el corazón la Ofrenda de flores a la Mare de Déu, la nostra 'Mareta', 'Mare dels bons valencians'".

Además, el cardenal ha señalado que las fiestas falleras "deben llevarnos a la fe de José, la fe en Dios, mente, corazón y vida centrados en Dios, y a su fidelidad" y ha hecho hincapié en que fue "el hombre de la discreción y del silencio, de la misión cumplida sin gestos populistas" y un ejemplo para todos "para ser servidores y seguir a Cristo".

La misa ha sido organizada por la Junta Central Fallera (JCF) en colaboración con el Gremio de Artistas Carpinteros y en ella han participado la Fallera Mayor de 2018, Rocío Gil, y la Fallera Mayor Infantil, Daniela Gómez, así como sus Cortes de Honor.

Durante la eucaristía la Coral Catedralicia ha cantado la "Misa breve de Fallas", a cuatro voces y órgano, acompañada por los instrumentos de la dolçaina y el tabal, escrita por el que fuera prefecto de Música Sacra de la Catedral, José Climent, fallecido el pasado año.

El arzobispo de Valencia recibe a la Fallera Mayor, Rocío Gil

El cardenal Cañizares también recibió anoche a la Fallera Mayor de Valencia, Rocío Gil, quien, tras finalizar la segunda jornada de la ofrenda de flores a la Mare de Déu entró en la Basílica para ofrecer su ramo a la patrona de los valencianos.

Para confeccionar el manto de la Mare de Déu que ya luce en la plaza de la Virgen se han utilizado cerca de 60.000 ramos de claveles, en su mayoría rojos, colocados en la imagen de la patrona frente a su Basílica por los "Vestidors de la Verge".