• Director: José Manuel Vidal
Diócesis
La mezquita de Córdoba Agencias
La Iglesia recibe algo más de 250 millones de euros al año, que dan para la financiación del 30 por ciento del presupuesto de las diócesis

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ha señalado que hay dinero público "para el teatro, para el cine, para los toros, para la feria y el flamenco, y para actividades culturales de todo tipo", lo cual le parece "bien", pero el problema es que "no lo hay para restaurar una ermita o el templo más emblemático" de un pueblo "porque la religión para los planteamientos laicistas es como la peste, y hay que evitarla".

De hecho, según ha destacado Demetrio Fernández en su carta semanal, recogida por Europa Press, hay "una postura laicista contraria a la existencia de la religión que no permite destinar nada del erario público para muebles e inmuebles religiosos, propiedades de la Iglesia, aunque de ellos disfruten la inmensa mayoría de ciudadanos".

El obispo ha indicado que la Iglesia Católica "es rica en patrimonio cultural", entre catedrales, iglesias, ermitas, imágenes en todos los soportes, orfebrería en metales preciosos, archivos y bibliotecas. Es más, "en España el 80 por ciento del patrimonio cultural material es propiedad de la Iglesia Católica, que lo posee por legado histórico de sus hijos y lo emplea para el culto y para disfrute cultural de todos en preciosas exposiciones".

Todo ello, según ha explicado, supone "un gasto mayor que el ingreso que genera" y "restaurar un templo o tener a punto todo el patrimonio mueble e inmueble es una preocupación constante desde hace siglos" y, para ello, "habido épocas" en las que la Iglesia ha contado "con ayudas del erario público, pues, aún siendo propiedad de la Iglesia, está al servicio de una gran mayoría de ciudadanos", pero hoy no recibe "ni un euro, y ya hace años" de ello.

 

 

Además, según ha argumentado el obispo, "la Iglesia en su funcionamiento ordinario es pobre, mucho más pobre de lo que parece. Lo que pasa es que con poco, a veces con muy poco, hace mucho, muchísimo", pero "no hay ninguna partida en los presupuestos generales del Estado para la Iglesia", lo que no le impide ser "rica en caridad con los más pobres, a quienes nadie atiende, rica en misioneros que entregan toda su vida para bien de los demás, y rica en voluntarios que ofrecen gratis su tiempo".

Por eso, "cuando nos piden marcar la X" en la declaración de la renta, según ha señalado Demetrio Fernández, "es para recaudar una cantidad, no del Estado, sino de los contribuyentes", aunque ello no les suponga "ningún gasto añadido" a éstos últimos, pero que servirá "para el sostenimiento de la Iglesia o para fines sociales", recomendando el obispo que se marquen "las dos" casillas.

Esta, según ha indicado, es "una forma de colaborar económicamente en el sostenimiento de la Iglesia Católica" y, "por esta vía", recibe "algo más de 250 millones de euros al año, que dan para la financiación del 30 por ciento del presupuesto total de las diócesis", y 'Por tantos' es la campaña que "nos recuerda cada año lo mucho que hace la Iglesia en el culto, en la caridad con los pobres, en la evangelización y en la conservación del patrimonio cultural", reclamando, por ello, la "colaboración para sostenimiento de la Iglesia".

(RD/EP)