• Director: José Manuel Vidal
Diócesis
El Corpus, en Zamora Agencias
La Diócesis de Zamora ha asegurado que no quiere entrar en conflictos y que como desea "promover la tolerancia, el respeto y la convivencia pacífica entre todos", ha declinado la oferta para utilizar únicamente una parte de la Plaza Mayor

El Obispado de Zamora ha expresado hoy "su desacuerdo y protesta" por no disponer de la Plaza Mayor de la ciudad para la celebración de la festividad del Corpus y ha pedido a los católicos de la ciudad que "tomen nota" para que eso no vuelva a ocurrir en años venideros.

El prelado zamorano, Gregorio Martínez Sacristán, ha difundido un comunicado en el que ha asegurado que las autoridades municipales (en Zamora gobierna IU en coalición con el PSOE) deberían haber sabido que el Corpus es una fiesta movible y que existe la costumbre "de años y años" de celebrarla en la Plaza Mayor.

La solicitud para la celebración en la Plaza Mayor, según han informado a Efe responsables municipales, se realizó hace unos días, cuando desde hace meses estaba programada en la principal ágora de la ciudad la Feria del Libro de Zamora, que el año pasado ya se desarrolló en esa ubicación en esas mismas fechas.

Por ello, el Consistorio zamorano propuso que para el Corpus se utilizase únicamente una parte de la Plaza Mayor o se trasladase a otro emplazamiento.

Sin embargo, el Obispado de Zamora ha indicado que los responsables municipales "deben garantizar y tutelar los derechos construcionales, también de los ciudadanos católicos".

 

 

 

Ha agregado que las autoridades del Ayuntamiento de Zamora deberían haber sabido que el Corpus Christi es una fiesta movible y existe en la ciudad "la costumbre de años y años de acudir a la Plaza Mayor para la adoración y la bendición con el Santísimo Sacramento al pueblo católico zamorano".

Por ello, ha manifestado "su desacuerdo y su protesta" y ha calificado de "decisión equivocada que se pudo y se debió evitar por el bien de todos" la alternativa ofrecida por el Consistorio zamorano.

La Diócesis de Zamora ha asegurado que no quiere entrar en conflictos y que como desea "promover la tolerancia, el respeto y la convivencia pacífica entre todos", ha declinado la oferta para utilizar únicamente una parte de la Plaza Mayor.

Aún así, ha agregado que espera que "tomen nota de esto los ciudadanos católicos de la ciudad y que pueda ser de otro modo en años venideros".

El Obispado de Zamora ha informado además de que la adoración y la bendición del sacramento se realizará este año en la plaza de la Catedral y ha mostrado su deseo de que, como en años anteriores, asistan niños de primera comunión, integrantes cofradías de Semana Santa, de hermandades y asociaciones de fieles y fieles católicos zamoranos a título particular.

(RD/Efe)