• Director: José Manuel Vidal
Diócesis
Sistach, Vidal y Coccopalmerio
Sistach fue una persona muy valiosa para Textos Legislativos, por su competencia, por su pasión, por su fuerza y por el optimismo que siempre transmitía

(José M. Vidal).- Invitado por la Universidad San Dámaso, el cardenal Martínez Sistach, vino a presentar a Madrid la sexta edición "actualizada y revisada" de su famoso libro 'Asociaciones en la Iglesia'. Especialista consumado en este campo del derecho canónico, el arzobispo emérito de Barcelona postula "un estatuto-marco" para los movimientos y asociaciones eclesiales, que "representaron una primavera asociativa en la Iglesia".

Según todos los expertos, el libro del cardenal Sistach ‘Las asociaciones de fieles' es una obra de referencia. Como recuerda en la presentación Roberto Serres, "quizás por eso va por la sexta edición actualizada y revisada, y se utiliza como manual en las Facultades de Derecho Canónico", al tiempo que anunciaba la creación, el próximo curso, de una Escuela de práctica jurídica en la Universidad Sam Dámaso, por iniciativa del cardenal Osoro.

Desde Roma vino el cardenal Francesco Coccopalmerio, prefecto emérito del dicasterio de Textos Legislativos, para acompañar a su amigo y compañero en las tareas jurídicas, el cardenal Sistach. El purpurado curial, después de leer el apretado curriculum del arzobispo emérito de Barcelona, aseguro que "Sistach fue una persona muy valiosa para Textos Legislativos, por su competencia, por su pasión, por su fuerza y por el optimismo que siempre transmitía". Y añadía: "Es un hombre con un gran corazón y una gran mente, al que quiero muchísimo".

A continuación, el cardenal italiano hizo una profunda aportación, que llamó "Algunas observaciones", sobre el libro de Sistach, aunque quizá un poco subida de tono, para el común de los mortales. Para concluir, alabando "la sensibilidad ecuménica" del prelado catalán y reiterándole su "profundo reconocimiento".

En su turno, el cardenal emérito de Barcelona ofreció también una apretada conferencia sobre la incardinación de clérigos en las asociaciones y movimientos. A su juicio, la cuestión "sigue abierta" y hay opiniones contrapuestas entre los expertos. Para unos, las "asociaciones no deben transformarse en pequeñas iglesias dentro de la Iglesia" o en "iglesias paralelas".

Para otros expertos, especialmente los irlandeses, debería aprobarse la incardinación de clérigos en las asociaciones y movimientos. En la actualidad, según Sistach, prevalece la "incardinación ficticia", es decir el sacerdote de asociaciones y movimientos es diocesano, pero el obispo no dispone de él para una plena dedicación a la diócesis.

Quizás por buscar una vía media, el cardenal Sistach apuesta por "ofrecer un estatuto-marco a los movimientos y asociaciones", en línea con el que ofreció la congregación del Clero a la Comunidad Emmanuel, que cuenta con 10.000 miembros, 96 seminaristas y 250 sacerdotes.