• Director: José Manuel Vidal
Educación
Clase de Religión
La necesidad de fortalecer la educación en valores cívicos y constitucionales -que abundaría también en igualdad de género- parecen compartirla todas las formaciones, que, deben ver si se plasma en una asignatura o en contenidos transversales

(Jesús Bastante/Agencias).- Dos de cada tres familias españolas no quieren que la Religión forme parte del currículo, que sea evaluable y se imparta en horario escolar, según una encuesta elaborada por la Fundación de Ayuda a la Drogadicción y el BBVA entre asociaciones de padres y madres de todo el territorio nacional.

La muestra sí recoge que una mayoría de AMPAs reconoce la importancia en educación de valores, y la necesidad de darle un mayor espacio en el sistema educativo. La mayor parte de los padres sostiene la importancia de "una responsabilidad compartida" entre comunidad educativa y familias en este campo.

Este es uno de los principales hallazgos de la investigación "Las AMPAs en el sistema escolar español: cómo son, qué necesitan y en qué creen" presentado por el director global de Negocio Responsable de BBVA, Antoni Ballabriga; el vicepresidente de la FAD, Ignacio Calderón; y la directora técnica de la FAD, Eulalia Alemany.

Una investigación realizada mediante encuestas a 161 AMPA que representan a unas 21.000 familias de todo el país.

 

 

Así, el 65,2% de los padres y madres considera que Religión debe ser una asignatura que esté fuera del currículo oficial, con lo que incluso apuntan a que no se curse en horario lectivo, y, desde luego, demandan que deje de ser evaluable, que cuente para la nota del curso y de la etapa. Por contra, el 86% está de acuerdo, o muy de acuerdo, en que la educación en valores está actualmente arrinconada en el currículo -con la Lomce es solo una optativa a Religión- y el 60% demanda que se convierta en una materia específica y presente en todos los centros.

Estas demandas están en dos de los 15 grandes puntos que ahora debaten los partidos del Congreso en busca de un pacto educativo. La necesidad de fortalecer la educación en valores cívicos y constitucionales -que abundaría también en igualdad de género- parecen compartirla todas las formaciones, que, sin embargo, deben ver si se plasma en una asignatura o en contenidos transversales del currículo. Distinto es la Religión, con la que PSOE y Podemos reclaman que salga del currículo mientras el PP defiende que mantenga su presencia y la nota.

Lo que sí es una opinión unánime entre los padres (99,4%) es la necesidad de un pacto de Estado por la educación que dé estabilidad al sistema y que lo deje a salvo de los cambios de Gobierno. Ese acuerdo, defiende el 95%, debe mantener la gratuidad como pilar básico del sistema y dar un claro apoyo a la escuela pública.