• Director: José Manuel Vidal
Educación
El colegio Cristo Rey de Las Rozas, cien años haciendo el bien
Un colegio que tiene muy claro que como institución educativa debe apostar por una enseñanza no solo académica y de excelencia, sino también por mostrar el rostro de Dios

(Iván Pérez).- Este año 2018 está marcado con rojo en el calendario del colegio Cristo Rey de las Rozas. Se cumplen cien años del paso a la Vida del fundador que inspiró una manera concreta y especial de enseñar, la que tratan de vivir y encarnar las Hijas de Cristo Rey.

El P. José Gras nació en Agramunt (Lérida) el 22 de enero de 1834 y falleció en Granada el 7 de julio de 1918. Este centenario de su muerte, está contextualizando de manera especial toda la labor educativa del colegio a lo largo de las diferentes actividades que en torno a esta efeméride particular se vienen desarrollando, y está impregnando a toda la comunidad educativa del centro a seguir renovando su opción y convicción de encarnar el carisma del P. Gras.

Un carisma que se respira y siente desde que uno entra por la puerta de este colegio, ubicado en Las Rozas, y que trata de ser fiel a lo que el P. Gras soñó: ... porque la educación puede considerarse una Segunda Creación... Por tanto la misión de los Educadores de nuestros Centros es, no sólo transmitir conocimientos, sino disipar el error con la verdad y fortalecer la voluntad con el bien.

Y es que este "hacer el bien" es el eje gravitatorio sobre el que gira toda la apuesta educativa del colegio y que nace de su carácter propio, impregnado en toda su estructura y desarrollo por un ambiente familiar, donde se cuida mucho la acogida tanto del alumno como de la familia, para tratar de aunar esfuerzos que lleven a una educación integral de todos los que estudian en el colegio.

Un colegio que tiene muy claro que como institución educativa debe apostar por una enseñanza no solo académica y de excelencia, sino también por mostrar el rostro de Dios que se concreta en unos valores y en una forma de vida comprometida en hacer el bien. Para el P. José Gras la enseñanza es "la cuestión más vital del mundo, porque no hay operación en la esfera de la actividad humana que no la presuponga como base o móvil".

En palabras de la Directora Titular del colegio, la Hna. Dolores López, "el Centenario que vive el instituto y nuestro colegio es una oportunidad de dar gracias a Dios por el legado del P. Gras, y junto a este agradecimiento, pedirle fuerza e ilusión para seguir creyendo en la educación como él creyó, y llevar a cabo el proyecto que él quiso y que se resume en 'poned a Cristo en el entendimiento y en el corazón del niño por medio de la educación y haréis el supremo bien a él, a su familia y la sociedad'".

Desde el convencimiento de que esta labor es de todos y para todos, se trabaja en misión compartida, donde toda la comunidad educativa se siente corresponsable y se genera un sentido de familia y pertenencia que permite soñar y trabajar juntos para conseguir que, como continuadores del espíritu apostólico de José Gras, se vivan los valores que resumen su pensamiento educativo: Amor, Verdad, Bien, Fe y Vida.

Sin duda alguna, un año de gracia para este colegio que celebra el centenario de un hombre de bien que quiso, y así lo destaca y reseña la Hna. Dolores López, "educar para que Cristo reine". No habrá mejor motivación que esta para seguir caminando en la esperanza de conseguirlo, a la luz de este centenario.