• Director: José Manuel Vidal
Educación
Fernando Giménez Barriocanal, en la UCV UCV
XV Conversaciones Canónicas Valentinas, organizadas por la Facultad de Derecho Canónico de la Universidad Católica de Valencia (UCV)

(UCV).- Femando Giménez Barriocanal ha analizado los nuevos retos de transparencia y sostenimiento de la Iglesia en el marco de las XV Conversaciones Canónicas Valentinas, organizadas por la Facultad de Derecho Canónico de la Universidad Católica de Valencia (UCV).

En su intervención, Giménez Barriocanal ha asegurado que ninguna institución está más cerca "de los problemas reales de la gente" que la Iglesia. "Los pobres no se ponen en la puerta de los partidos políticos", ha añadido.

En ese sentido, el economista de la Conferencia Episcopal ha subrayado que la Iglesia debe comunicar "más y mejor, sin ningún miedo" a que la sociedad española conozca "lo que tiene y, sobre todo, lo que hace con ello".

"Cuanto mejor contamos las cosas y más le contamos a la gente que hay cuatro millones de personas que son atendidas en los más de 8.000 centros asistenciales que tiene la Iglesia, la importancia que tienen los colegios, las actividades culturales y celebrativas que lleva a cabo la Iglesia, la gente se sorprende y se anima a colaborar. Queremos que incluso el no creyente valore lo que supone la Iglesia Católica en la España del siglo XXI; que sepa que, por ejemplo, en Valencia se ha atendido en centros de rehabilitación a más de mil mujeres abandonadas víctimas de la prostitución, y a miles de inmigrantes a los que se ayuda sin preguntar su confesión religiosa", ha aducido.

 

 

Los tres grandes retos de la Iglesia en este ámbito son para Giménez Barriocanal la transparencia, el sostenimiento y el llamado ‘compliance' o la delimitación de riesgos "para prevenir todo tipo de delitos en el ámbito económico dentro de la Iglesia".

Si al respecto de la transparencia ha considerado que se han dado "grandes pasos" a nivel nacional con la creación de los portales de transparencia, el economista madrileño ha apuntado que en cuanto al sostenimiento de la Iglesia, la colaboración permanente de los fieles y una buena gestión de los recursos serán los pilares de la financiación de la Iglesia en el futuro".

"El futuro de la financiación eclesial está en una colaboración permanente y periódica de los laicos y de aquellos que le conceden a la Iglesia una gran importancia. De igual modo, no podemos olvidar la decisiva colaboración que debe hacer la administración pública porque la Iglesia presta un servicio a toda la sociedad. La financiación, por supuesto, pasa por una gestión adecuada y profesional de los recursos, que permita gastar lo mínimo imprescindible para hacer las cosas lo mejor posible", ha aseverado.

Por su parte, Carlos López Segovia, vicesecretario para Asuntos Generales de la CEE ha asegurado que "en nuestra sociedad la comunicación es de vital importancia. Si queremos no sólo transmitir sino dar autoridad a nuestras actividades en el ámbito público y hacer que el Evangelio resuene con plena autenticidad, ha de haber transparencia y vigilar que nuestras entidades cumplan con la legalidad canónica y civil vigentes". Para ello, "lo importante es una mentalidad nueva y proactiva, trabajar para que las actividades de la Iglesia sean siempre transparentes".

López Segovia ha impartido una ponencia en las XV Conversaciones Canónicas Valentinas, organizadas por la Facultad de Derecho Canónico, en la que ha detallado los instrumentos jurídicos y canónicos que hacen efectiva esta vigilancia y que, "lejos de ser una injerencia en la autonomía de las entidades que pertenecen a la Iglesia, posibilitan un sano equilibrio entre su actividad y la coordinación que le corresponde a los obispos".

El vicesecretario para Asuntos Generales de la CEE ha detallado también que este tema, que la CEE está trabajando en los últimos años y que ha coincidido con la reforma del Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, "nos lleva a tener también nosotros un registro interno y actualizado de entidades que dependen de la Iglesia Católica de ámbito nacional y ver cuáles son sus estatutos, dirigentes y peculiaridades de modo que haya una comunicación fluida y la coordinación pastoral sea también posible".

"Esto va unido a la gestión económica, pues no se puede tener constancia de las cuentas si no se lleva un registro actualizado de todas las entidades que dependen de la CEE. Y en la diócesis igual: hay que llevar un censo actualizado de todas las asociaciones y fundaciones", ha expresado.

En la jornada han participado también los profesores de la Universidad de Murcia Francisco Ortiz y Guillermo Rodríguez, magistrado suplente del Tribunal Superior de Justicia de Murcia (TSJMU), quienes se han centrado en la protección social pública de los sacerdotes y religiosos de la Iglesia.