• Director: José Manuel Vidal
Educación
Invertir en educación católica sale rentable RD
Mientras el total de centros no universitarios tienen un 5,1% de fracaso, el de los centros católicos apenas alcanza el 3,7%. En la universidad, la media de fracaso llega al 35,2% , mientras que en las católicas llega al 22,4%

(Jesús Bastante).- Parece el milagro de los panes y los peces, pero los informes lo respaldan: invertir en educación católica sale rentable en España. Al menos, eso se desprende de un estudio de la PwC para la Conferencia Episcopal, que concluye que en 2016 se invirtieron en los centros de estudios de orientación católica en España 8.866 millones de euros, gracias a los cuales la sociedad recibirá un retorno (en valor actual) de 19.735 millones. Esto es, cuatro veces más (4,1, para ser exactos).

Aunque resulta complicado explicar cómo la formación educativa es el único valor a tener en cuenta a la hora de pulsar los resultados económicos de toda una vida laboral, lo cierto es que, según el 'estudio de impacto económico', los resultados de la escuela católica son ciertamente importantes. Tal y como apuntó Manuel de Castro, director del colegio Santo Domingo Savio (que acogió la presentación), "un alumno en la enseñanza pública casi duplica el coste de otro en la enseñanza concertada".

Según explicaron los expertos, para calcular el retorno de esta inversión se ha analizado tres factores: la contribución a la Seguridad Social que realizarán los ahora estudiantes a lo largo de su vida laboral (en su valor actual), su contribución a la sociedad a través del IRPF y el salario percibido, "que repercutirá también en el desarrollo y la riqueza de la sociedad".

 

 

En el ámbito no universitario, los centros de orientación católica retornan a la sociedad 14.252 millones de euros, habiendo recibido una inversión (contando como tal las subvenciones públicas, cuotas educativas y otros recursos aportados por los estudiantes, como las extraescolares) de 4.298 millones. Esto es: por cada euro invertido en estos centros, la sociedad recibe 3,3 euros. Que, según añaden, sería tres veces más si se incluyeran los impuestos indirectos.

En el ámbito universitario, el 'beneficio' se multiplica, ya que la inversión fue de 568 millones, y el retorno se calcula en 5.483 millones de euros. Esto es, por cada euro aportado a las universidades católicas, la sociedad recibe 9,6 euros.

Pero, además, afirman los responsables del informe, estudiar en las escuelas católicas implica menos fracaso escolar. Así, mientras el total de centros no universitarios tienen un 5,1% de fracaso, el de los centros católicos apenas alcanza el 3,7%. En la universidad, la media de fracaso llega al 35,2% , mientras que en las católicas llega al 22,4% ¿Cuáles son las causas? El jefe de prensa de la CEE, Josetxo Vera, apuntó que "lo que se mide es el proceso (los que no culminan el proceso), pero no las razones".

Junto al informe, los datos: en España existen 2.591 centros de educación no universitaria, en los que estudian casi 1,5 millones de alumnos, lo que supone el 18% de la educación no universitaria en nuestro país. En esos centros, trabajan 102.476 profesionales. En cuanto al ámbito no universitario, hay 15 universidades vinculadas a la Iglesia, con 87.425 alumnos, el 69% del total de las universidades privadas.