• Director: José Manuel Vidal
Educación
La editorial marista, líder en el sector, celebró su entrega de premios en el Teatro Nuevo Apolo Edelvives
"Uno de cada cinco niños sufre abusos sexuales", denunció Castellano, quien animó a participar y difundir la campaña, cuyos fondos irán destinados íntegramente a la Fundación Anar

(Jesús Bastante).- Son líderes en la tarea de educar, de enseñar a leer, de "dejar huella". Edelvives celebró anoche, en el Teatro Nuevo Apolo, su ya tradicional entrega de premios Ala Delta, Alandar y al Album Ilustrado. Y lo hicieron, como siempre, innovando, con un magnífico espectáculo que mezcló literatura, ópera y hip-hop, y conducido por un artista total como Alex O'Doherty.

La ceremonia en sí, al principio sobria, corrió a cargo de Rosa Luengo, quien agradeció el trabajo impagable de escritores, ilustradores, libreros y pedagogos "que se dejan el alma cada mañana" apostando por otro modelo de educación, más inclusivo, participativo y, por qué no decirlo, divertido. "Estamos locos", se leía en la cabecera del teatro.

Más de mil personas se dieron cita en la gala, que premió a Patxi Zubizarreta por su precioso relato 'Corre, Kuru, corre', sobre la convivencia entre personas, sin importar la raza, el color o el lugar en el que se nazca; a Manuel J. Rodríguez, por 'El bloc de de las Edades', una novela dura y esperanzada sobre la violencia machista y los lobos que viven entre nosotros; y al proyecto 'El album del abuelo', realizado al alimón por la ilustradora Bruna Valls y el escritor Javier Sobrino.

 

 


 

 

Durante la gala, el direcgor de la Fundación Edelvives, Juan Pedro Castellano, presentó la campaña #Notecalles.Cuéntalo, contra el abuso escolar y sexual a menores, en el que también participa Religión Digital. "Uno de cada cinco niños sufre abusos sexuales", denunció Castellano, quien animó a participar y difundir la campaña, cuyos fondos irán destinados íntegramente a la Fundación Anar.

Tras la entrega formal, la sorpresa. Un magnífico e inclasificable espectáculo de música coral, ópera y hip-hop (impresionante la fusión entre la música, la voz y el baile), aderezado con la presentación de Álex O'Doherty, que llevó entre los brazos a un público entregado, que disfrutó con la fusión de estilos, de La Traviata a Carmen, y unos movimientos imposibles de cuatro bailarines. Porque, pese a lo que piensan mucho, el arte puede mezclarse si es para el bien.

Un año más, Edelvives demostró por qué es líder en su sector. Porque no se cansa de inventar, de arriesgar y de pensar en el mejor modo para, a través de la lectura, la educación y las artes, construir un mundo nuevo. Como explicó Patxi Zubizarreta, "para ser como las jirafas, que tienen el cuello tan largo porque quieren mirar las estrellas de cerca". Porque nada es imposible.