• Director: José Manuel Vidal
Educación
La portavoz del Gobierno socialista, Isabel Celaá, durante la rueda de prensa posterior la reunión del Consejo de Ministros. EF
Los valores cívicos han de ser universales y, por lo tanto, todos los alumnos y alumnas han de cursarlos

(J. Bastante).- "La Religión no puede tener valor académico y contar para la nota media". La ministra de Educación, Isabel Celáa, subraya en una entrevista en El País que esta materia no ha de contar con alternativa y, al tiempo, anuncia una asignatura "de valores cívicos y éticos", que "no será optativa".

Preguntada por la clase de Religión, Celáa sostiene que "no puede tener una asignatura espejo como alternativa, porque eso significa que el derecho de unos se convierte en la obligación de otros. Los valores cívicos han de ser universales y, por lo tanto, todos los alumnos y alumnas han de cursarlos".

¿Volverá Educación para la Ciudadanía? "Prefiero no hablar de Educación para la Ciudadanía si esto va a ser objeto de diatriba por un nombre. Crearemos una asignatura de valores cívicos y éticos, y no será optativa", recalca.

Respecto a la enseñanza concertada, la ministra quiere mandar "un mensaje de tranquilidad", si bien sostiene que "la Lomce ha permitido que algunas comunidades hayan cedido terrenos públicos para centros concertados".

"De facto, la educación pública se ha convertido en una red subsidiaria de la concertada. Esto no puede ser. La educación pública es el referente, el eje vertebrador del sistema educativo. No puede ser sustituida por la concertada", asegura Celáa, quien recalca, no obstante, que "aquellos centros que están cumpliendo fielmente con sus obligaciones no tienen nada que temer. Pero queremos una red pública sólida, y la red concertada es complementaria de la pública, pero no al revés".