LoginLogin ClippingClipping SeguidoresSeguidores SeguidosSeguidos DesconectarDesconectar
cabecera Religi�n Digital

Dedicados al cuidado de los cementerios

clipping

Fallece el fundador de los Hermanos Fossores

José María de Jesús Crucificado, a los 91 años

Redacción, 03 de enero de 2011 a las 17:40

Fallece el fundador de los Fossores

Fallece el fundador de los Fossores

Necesitas el plugin de flash para visualizar este contenido

Instala Adobe Flash player

La capilla se encuentra instalada en la iglesia aledaña a la casa cueva que habitan los fossores en el cementerio
Los fossores, comunidad religiosa 'guardiana' de los cementerios/>

Los fossores, comunidad religiosa "guardiana" de los cementerios

  • Los fossores, comunidad religiosa 'guardiana' de los cementerios

Fray José María de Jesús Crucificado, fundador de los hermanos Fossores, nacido en la Zubia hace 91 años, ha fallecido esta madrugada. El entierro tendrá lugar en la Parroquia de San Miguel, de Guadix,a las 11'00 horas de la mañana este martes 4 de enero. La misa será oficiada por el Obispo de la Diócesis de Guadix, Ginés García Beltrán. La capilla se encuentra instalada en la iglesia aledaña a la casa cueva que habitan los fossores en el cementerio.

Fray José María de Jesús Crucificado, fundó en 1953, en el cementerio de Guadix, la orden de los Hermanos fossores de la Misericordia, que habitan en el propio cementerio.

Los hermanos fossores de la Misericordia, son los encargados de cuidar el cementerio de San José, desde que en 1953, Fray José María, fundara esta orden religiosa que vive en el propio cementerio accitano.

Los hermanos comienzan su actividad cada día a las seis y media de la mañana.

Desde primera hora, limpian el cementerio, arreglan las sepulturas, asisten y entierran a los fallecidos, en definitiva, su actividad es intensa y con pocos momentos de tranquilidad.

El día 11 de Febrero de 1953, dos modestos religiosos procedentes de las Ermitas de Córdoba (Fray José-María y Fray Bernardo) iniciaron en el Cementerio de Guadix una de las experiencias más originales del siglo XX: una Comunidad dedicada a enterrar a los muertos y a rogar por los vivos y difuntos, es decir, para la iglesia, cultivar la "séptima" obras de misericordia en su doble vertiente, corporal y espiritual.

La inspiración de esta iniciativa había surgido de Fray José María, leyendo el Libro de Tobías y se hizo realidad gracias a la mediación de un sacerdote, Manuel Gallardo Capel, párroco entonces de Cúllar-Baza, y al obispo de Guadix, D. Rafael Alvarez Lara.

La experiencia comenzó en una humilde casita, adosada al camposanto, que hasta entonces había servido como vivienda del conserje y almacén de herramientas, que fue acondicionada provisionalmente por la autoridad municipal.



facebook

Noticias que le recomienda el Director
Periodista Digital, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@periodistadigital.com | Copyleft 2000