Religión Digital

Francisco Javier Martínez, arzobispo de Granada

La diócesis sólo se puso a disposición judicial tras la denuncia de la víctima y la llamada papal

clipping

Roma confirma que el arzobispo de Granada “no está colaborando con lo que se ha pedido”

Francisco Javier Martínez tendrá que dar explicaciones sobre su actuación en la Asamblea Plenaria

Jesús Bastante, 17 de noviembre de 2014 a las 09:51

Necesitas el plugin de flash para visualizar este contenido

Instala Adobe Flash player

Al menos una docena de implicados, entre sacerdotes y laicos, entre pederastas y encubridores, llevaron a cabo los presuntos abusos en distintas residencias de la provincia de Granada
Francisco pidió perdón por los abusos/>

Francisco pidió perdón por los abusos

La cruz de los abusos sexuales/>

La cruz de los abusos sexuales

Alhambra (Granada)./>

Alhambra (Granada).

  • Francisco pidió perdón por los abusos
  • La cruz de los abusos sexuales
  • Alhambra (Granada).

(Jesús Bastante).- El arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, tendrá que dar muchas explicaciones a sus hermanos en el Episcopado durante la Asamblea Plenaria que hoy arranca, después de que Ideal desvelara esta mañana que la diócesis a la que Francisco forzó a colaborar en una investigación sobre abusos sexuales -información adelantada en exclusiva por Religión Digital- es la de Granada. Martínez también habrá de explicarse ante la Justicia.

Al tratarse de una investigación judicial en curso, RD no quiso ayer aportar más datos. Ahora, en cambio, sí podemos confirmar que los presuntos casos de abusos -que afectan, junto a Daniel, al menos a otras cuatro víctimas- se produjeron a lo largo de la última década en la diócesis granadina, y que la actuación de monseñor Martínez, según confirma la Santa Sede, "no está siendo la adecuada". "No está colaborando con lo que se ha pedido", subrayan a este diario.

Tras la llamada del Papa a Daniel (nombre ficticio de este joven víctima de brutales abusos), éste formalizó una denuncia ante la Fiscalía Superior de Granada, quien ha seguido diligencias informativas, tras lo que se ordenó a la Fiscalía Provincial de Granada interponer "ipso facto" denuncia contra todos los afectados (al menos una docena, entre sacerdotes y laicos, entre pederastas y encubridores, que llevaron a cabo los presuntos abusos en distintas residencias de la provincia de Granada).

La Santa Sede, entonces, se puso en contacto con el Arzobispado de Granada, que en octubre dirigió un escrito a la Fiscalía provincial poniéndose a su disposición. Una disposición que no es tal, y que tampoco ha dado los frutos deseados -y solicitados desde Roma- en lo eclesiástico.

El arzobispo apartó a alguno de los implicados de sus parroquias, suspendiéndoles a divinis hasta nueva orden, teniendo prohibida la celebración de sacramentos ni en público ni en privado. Sin embargo, Martínez colocó en las mismas responsabilidades pastorales a otros sacerdotes investigados por los mismos delitos. "Es un desprecio olímpico a las víctimas", aseguraban esta mañana a este medio algunos sacerdotes granadinos después de leer la información publicada por RD.

Este medio cuenta con nombres y apellidos de todos ellos, aunque no los hará públicos dado que la investigación judicial -la pasada semana se tomó declaración a algunos implicados- no ha concluido. Las diligencias, para las que se ha decretado el secreto sumarial, se siguen en el Juzgado de Instrucción número 4 de Granada.

Más allá de la maquinaria judicial, que sigue sus tiempos, la Iglesia también está actuando. A pesar de la tibia reacción de monseñor Martínez, son varios los obispos que ya han sido informados después de que el Papa Francisco, antes de su viaje a Corea -la llamada se produjo el pasado 10 de agosto- pidiera a Daniel "perdón en nombre de toda la Iglesia de Cristo".

"Perdona este gravísimo pecado y gravísimo delito que has sufrido. Perdona, hijo mío, tanto dolor ocasionado y tanto como habrás sufrido. Estas heridas hacen que la Iglesia se resienta al completo", le dijo Bergoglio, quien anunció a la víctima que "ya hay gente trabajando para que todo esto se pueda resolver".

De hecho, a las pocas semanas, el cardenal Cañizares y eclesiásticos expertos en este tipo de causas hacían llegar a la víctima su cercanía y su disponibilidad para colaborar en todo lo posible, al tiempo que informaban al arzobispo de Granada de la necesidad de tomar actuaciones inmediatas y que no dejaran sombra de dudas. Algo que, como se ha comprobado, no ha llegado a hacer monseñor Martínez. Posteriormente, fue informado el arzobispo de Madrid y vicepresidente de la Conferencia Episcopal, Carlos Osoro, quien también hizo llegar su cercanía al afectado.



facebook

Religión Digital Edicom, SL CIF B86611894 - C/ Castuera nº 18 1º A - 28047 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@religiondigital.com | Copyleft 2000