Religión Digital

Cardenal Maradiaga y monseñor Braulio

El purpurado dice que Cáritas española es "un ejemplo y un orgullo"

clipping

Cardenal Maradiaga: "La reforma de la Curia romana avanza a buen paso, aunque el mundo reclama rapidez"

Asegura que los populismos latinoamericanos son "malicia vieja en ropajes nuevos"

Redacción, 09 de enero de 2015 a las 16:26
El cardenal y arzobispo de Tegucigalpa dice que la solución a la crisis no es la austeridad sino la ética y la honestidad
Maradiaga y Braulio/>

Maradiaga y Braulio

  • Maradiaga y Braulio

El cardenal y arzobispo de Tegucigalpa, Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, que preside la Comisión de Cardenales que asiste al Papa Francisco en el gobierno de la Iglesia y en el estudio de la Reforma de la Curia, ha asegurado que dicha reforma "avanza a buen paso, aunque el mundo reclama rapidez".

"Las cosas grandes precisan tiempo y se preparan, no se improvisan", ha matizado este cardenal hondureño, que a preguntas de los medios ha recordado que estos cambios que el Papa Francisco quiere realizar han empezado por el campo de la economía "donde había mucho que hacer".

Rodríguez Maradiaga ha destacado que para llevar a cabo esta reforma se ha hecho una consulta a nivel mundial de obispos, presbíteros y laicos a fin de que aportasen sugerencias para acometer dichos cambios, que no es la primera que se ha realizado, porque "la vida de la Iglesia no es estática".

Dicho esto, ha incidido en la necesidad de modificar la estructura de la Curia vaticana, que se mantiene desde hace 30 años, cuando el Papa Juan Pablo II promulgó la constitución apostólica Pastor Bonus.

Tras explicar que en el mes de febrero se presentará a todos los cardenales el proyecto de creación de dos nuevos dicasterios, ha dicho que posiblemente a final de 2015 se podría concluir una nueva constitución apostólica.

Cáritas española, un orgullo

El cardenal y arzobispo de Tegucigalpa, Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, presidente de Cáritas Internacional, ha destacado que Cáritas España es un "ejemplo y un orgullo", sobre todo por las 72.000 personas que trabajan para esta organización de forma "voluntaria".

Así lo ha destacado Rodríguez Maradiaga, a preguntas de los medios, ante el arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, tras la presentación de las III Jornadas de Pastoral, que se celebran en la capital regional.

El cardenal y arzobispo de Tegucigalpa ha explicado que existen 164 Cáritas, presentes en lugares tan dispares como Rusia, en países de mayoría musulmana, donde trabaja "con limitaciones pero con mucho respeto", o en Japón, donde el cristianismo no llega al uno por ciento de la población.

Ha destacado que Cáritas, a pesar de que muchas personas piensa que es una ONG que maneja fondos "quién sabe de qué países", funciona a base del voluntariado.

"Vivimos en un mundo donde todo se compra y se vende, se piensa que todo se paga y la gratuidad es una dimensión desconocida en muchas culturas. Por ello, cuando sabemos que entregamos nuestro trabajo y nuestro amor se produce un descubrimiento de una nueva dimensión que da mucha satisfacción a las personas", ha asegurado.

Y es que, según Rodríguez Maradiaga, es labor de Cáritas ir suscitando esa dimensión de satisfacción en distintas culturas a fin de hacer aflorar esa ayuda. "Sobre todo ante emergencias por catástrofes naturales".

Pero Rodríguez Maradiaga ha concluido destacando que Cáritas no solo se ciñe a eso, sino que lleva a cabo muchas otras acciones, como la Campaña de Hambre Cero, ayuda y atención a pacientes de SIDA, programas de promoción de la mujer, "sobre todo en culturas donde todavía es esclava", o programas contra tráfico de personas, por expreso deseo del papa Francisco.

Latinoamérica y los populismos

El cardenal y arzobispo de Tegucigalpa, Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, ha lamentado que "hoy por hoy" en América Latina no hay un proyecto político, al tiempo que ha alertado de que "los populismos son malicia vieja en ropajes nuevos, pues no conducen a ninguna parte sino a callejones sin salida".

El cardenal y arzobispo de Tegucigalpa, Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, ha lamentado que "hoy por hoy" en América Latina no hay un proyecto político, al tiempo que ha alertado de que "los populismos son malicia vieja en ropajes nuevos, pues no conducen a ninguna parte sino a callejones sin salida".

De este modo ha reaccionado Rodríguez Maradiaga preguntado sobre las consecuencias de los populismos emergentes, tras presentar junto con el junto al arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, las III Jornadas de Pastoral que se van a celebrar en la capital regional.

"Los populismos son como una llama de pasto seco, que sube muy rápido y después desaparece", ha opinado este cardenal hondureño, que ha criticado que los países de América Latina se llenaron de corrupción.

"Cuando la política deja de entenderse como un servicio al bien común y llega a convertirse en una industria para el enriquecimiento de pocos, muchos llegaron a la política con el deseo de invertir unos fondos en una campaña para sacar después los dividendos cuando se encontraran en el gobierno. Esto ha provocado el surgimiento de los populismos", ha manifestado.

El también presidente de Cáritas Internacional ha recordado al desaparecido presidente de Venezuela, Hugo Chávez, "que se presentó con el deseo de luchar contra corrupción y por eso obtuvo una cantidad enorme de votos. Pero ese proyecto que es fallido, un socialismo del siglo XXI que era solamente el capitalismo de unos cuantos ladrones, ha hecho un daño muy grande".

A juicio del cardenal y arzobispo de Tegucigalpa, una de las asignaturas pendientes de la nueva evangelización es la "evangelización de la política y de los políticos".

"La política una actividad noble que lucha por el bien común, pero cuando se reduce a una industria para el enriquecimiento y la corrupción desvirtúa y vacía de contenido a las democracias", ha concluido Rodríguez Maradiaga, que preside la Comisión de Cardenales que asiste al Papa Francisco en el gobierno de la Iglesia y en el estudio de la Reforma de la Curia.

Crisis y honestidad

El cardenal y arzobispo de Tegucigalpa, Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, ha dicho que la solución a la crisis no es la austeridad que plantea el Fondo Monetario Internacional (FMI), pues a su modo de ver, se necesita devolver "la ética y la honestidad a la economía que han sido marginadas".

"Sin ética no hay receta del FMI ni de ninguno de estos organismos que pueda funcionar", ha dicho Maradiaga, preguntado sobre si la crisis ha quedado atrás.

Y es que el también presidente de Cáritas Internacional y presidente de la Comisión de Cardenales que asisten al Papa Francisco en el gobierno de la Iglesia y en el estudio de la Reforma de la Curia ha defendido que la solución de la crisis pasa "por la persona", pues no son los sistemas económicos los que están equivocados o son correctos, sino la manera en la que las personas aplican estos sistemas.

Ha recordado que en la década de los 90 estos organismos financieros aplicaron unas medidas, que se llamaron ajustes estructurales de la economía, que aunque provocaron una recuperación de los índices macroeconómicos empobrecieron más a las personas.

"Esas mismas recetas son las que se han querido aplicar a Europa ante la crisis, pero si las personas no las cambian solo trae más pobreza. A mi juicio, Europa tiene muchas posibilidades de superar la crisis pero requiere de la ética y la honestidad", ha concluido.

Charlie Hebdo

De otro lado, el cardenal y arzobispo de Tegucigalpa, Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, ha recogido las palabras del Papa Francisco que, en su visita a Turquía, dijo que "no se puede usar la violencia invocando el nombre de Dios, porque ninguna religión tiene autorización como para destruir la vida de otras personas". "Esto no es religión sino desviación de la religión", ha agregado.

A su modo de ver, lo que está pasando en Francia, donde tres presuntos islamistas han atacado el semanario 'Charlie Hebdo' provocando la muerte de al menos 12 personas, "es un ejemplo de hasta dónde puede llegar el fanatismo cuando no es educado ni orientado".

Preguntado sobre si cree que el islam tiene un problema, el cardenal hondureño ha precisado que "no todo el islam", sino que son "algunas" facciones ideológicas que "enfatizan equivocadamente incluso el corán".

"Cuando no hay una educación amplia y abierta, cuando desde niños empiezan a ser adoctrinados de forma injusta, porque toda persona tiene derecho a conocer el mundo y sus distintas realidades, se pueden llegar a estos excesos", ha lamentado.

Dicho esto, y ante algunos brotes de xenofobia surgidos en algunos países, y que a su modo de ver pueden ser otro motivo de violencia, ha incidido en la necesidad de "enfatizar lo que une a los pueblos y no lo que divide" y sobre todo evitar y condenar los fanatismos, tal y como ha hecho el Papa Francisco en Turquía.

Persecución de cristianos

En cuanto a la persecución de cristianos en Oriente Próximo, ha explicado que en mayo de 2014 hubo una reunión de Cáritas Internacional en Aman, la primera vez que no se hace en Roma, ciudad que acoge a un millón de refugiados de Irak y a otro de Irán, muchos de ellos cristianos católicos. "Son perseguidos y humillados, que han tenido que salir de sus países y sufren por estar lejos y por estar en campos de refugiados", ha destacado.

Rodríguez Maradiaga ha explicado que Jordania no tiene petróleo y no es un país rico, "pero ha asumido con dignidad esta carga con la ayuda de Cáritas, organización muy activa en estos países".

Dicho esto, ha finalizado apuntado que el Medio Oriente es un punto, hoy en día, "de mucho dolor", pues también el Libano es otro país que está asediado no solo por la cantidad de refugiados, "sino por la violencia de las facciones que causan tanta muerte".

 

 



facebook

Religión Digital Edicom, SL CIF B86611894 - C/ Castuera nº 18 1º A - 28047 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@religiondigital.com | Copyleft 2000