• Director: José Manuel Vidal
España
Marta Rovira. PD
Cada colegio, según las grabaciones, "fue puntuado del 1 al 3 según la mayor o menos antipatía que se intuía respecto al procés"

La número dos de ERC, Marta Rovira, pudo ordenar la elaboración de "un listado sobre todo de colegios de curas y monjas", más o menos afines al independentismo, para sondear su disponibilidad a admitir urnas el pasado 1-O.

Según recoge El Mundo haciéndose eco de las grabaciones realizadas por la Guardia Civil en la investigación que lleva a cabo el Juzgado número 13 de Barcelona sobre los preparativos al referéndum ilegal, la secretaria general de ERC sería la responsable de garantizar que algunos colegios concertados católicos pudieran acoger urnas en caso de que fuera imposible hacerlo en centros públicos. Al parecer, en algunos de ellos pudo llevarse a cabo la operación.

Cada colegio, según las grabaciones, "fue puntuado del 1 al 3 según la mayor o menos antipatía que se intuía respecto al procés". Las conversaciones sitúan a Marta Rovira también en el control del número de alcaldes que iban a ceder sedes para colocar las urnas. L

as cartas remitidas a los ediles de toda Cataluña realizando dicho requerimiento lo fueron después de al menos una reunión mantenida con la portavoz de Junts Pel Sí en el Parlament. Es la propia Rovira quien llama a Jové para avisarle de que "lo están esperando para empezar con lo del tema de los alcalde", una cuestión "de vida o muerte", para los convocados.

(RD/Agencias)