• Director: José Manuel Vidal
España
Anuncio de la carroza 'Drag Queen' de Vallecas Agencias
Desde hace al menos dos años el Papa Francisco celebra todas las audiencias públicas de Navidad con varios niños y niñas vestidas de Reyes Magos

(Jesús Bastante).- La carroza 'Drag Queen' que participará en la cabalgata de Reyes de Puente Vallecas no "altera la inalterabilidad dogmática de la Iglesia Católica durante milenios", como argumentaba la Liga Española Pro Derechos Humanos para solicitar al juez que impidiera su salida. Así lo ha manifestado el titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 18 de Madrid, quien ha desestimado la medida cautelar "al no concurrir los requisitos procesales oportunos".

Una polémica que, más allá de otras consideraciones, demuestra cómo vivimos en una sociedad donde todo se politiza y magnifica, en algunos casos hasta límites insospechados. No habrá, porque no estaba previsto, "Reinas Magas trans", sino que la carroza -en la que participará una persona transexual- acompañará, como muchas otras (hasta 16), a la de los Magos de Oriente, y sus ocupantes irán disfrazados de animales.

Los grupos que denunciaron al colectivo Orgullo Vallekano adujeron "el arraigo de las tradiciones católicas y la inalterabilidad de las instituciones bíblicas" para instar a su prohibición. Pero, curiosamente, la única voz que no se ha alzado en el fragor de la batalla ha sido la de la Iglesia católica. Consultadas por RD, fuentes del Arzobispado de Madrid no han querido entrar en la cuestión, y únicamente recuerdan que la Cabalgata de Reyes "es una fiesta muy importante para los cristianos y para todos los madrileños, en la que los niños son protagonistas". "No la utilicemos para intereses personales o ideológicos", agregan.

 


Qué dice la Biblia

¿Hay algún dogma de la Iglesia católica que pueda ser alterado por una cabalgata de Reyes? El Nuevo Testamento sólo alude en una ocasión, y brevemente, a los Magos de Oriente en el Evangelio de Mateo. El dato es tan mínimo, que ni siquiera sabemos cuántos eran, ni si todos eran hombres... ni que fueran reyes. Sólo se afirma que unos Magos llegaron preguntando por el Mesías y que le entregaron tres presentes: oro, incienso y mirra.

De hecho, a lo largo de la Historia, los Magos llegaron a ser hasta 60 -la cifra más común en la Antigüedad era de 12, uno por cada tribu de Israel-, y no fueron Reyes, ni tuvieron nombre, hasta bien entrada la Edad Media. No fue hasta el siglo XII cuando se les conoció como Melchor, Gaspar y Baltasar, y hasta bien entrado el siglo XV no hubo ningún rey negro, ni real ni pintado con betún.

 

 

En su escrito, la Liga Española Pro Derechos Humanos hablaba de "alarma social a nivel nacional que está generando por la ofensa a las creencias religiosas", y añadía que la presencia de "Reinas Magas cambiaría el criterio por el cual existen los Belenes y la imagen de quienes adoraron al Niño Dios a pocos días de su nacimiento". Eso a pesar de que la carroza LGTBI, aunque esté integrada por tres mujeres, no sustituye a la de Melchor, Gaspar y Baltasar, sino que forma parte de su séquito.

Los denunciantes olvidan que desde hace al menos dos años el Papa Francisco celebra todas las audiencias públicas de Navidad con varios niños y niñas vestidas de Reyes Magos.

"La figura de los Reyes es un elemento simbólico, que se construye para destacar la importancia para la fe del nacimiento de Jesús", explica Evaristo Villar, integrante de Redes Cristianas. Una representación que, añade el teólogo, simboliza a todos los pueblos de la Tierra. "El relato quiere universalizar la figura de Jesús, que viene a salvar a todos", añade Villar, quien sostiene que, siguiendo esa misma tradición, la representación podría incluir a cualquier persona, independientemente de su orientación sexual o identidad de género.

"Esta falsa polémica hay que leerla desde una clave política, porque la doctrina ni quita ni pone. La tradición de los Reyes Magos, y la propia cabalgata, es una fiesta del pueblo. Ahora critican que haya mujeres, antes cómo iban vestidos... Todo evoluciona. En una sociedad tan plural y diversa, me parece normal que se tengan en cuenta todas las opciones", señala el teólogo, añadiendo que "la Navidad, si significa algo, es acogida. Quien se ofende es porque quiere, no tiene base teológica alguna".