• Director: José Manuel Vidal
España
Apoyo a la huelga feminista del 8-M Agencias
Nada más conocerse las palabras de Osoro, Reig emitía un comunicado en la web de su diócesis, en la que quiere explicar la "verdadera naturaleza" de la huelga feminista de este jueves

(Jesús Bastante).- El obispo de Tarazona, Eusebio Hernández, se ha sumado al cardenal Osoro, y ha apoyado la 'huelga feminista' del próximo jueves, argumentando que "todos somos iguales". "Yo os animo a que hagamos esta reivindicación por una sociedad siempre en principios de igualdad", señaló el prelado en declaraciones a la Ser.

"Es especialmente lamentable la diferencia de salarios que hay entre hombre y mujer. Esto no es justo", subrayó monseñor Hernández, quien también condenó la violencia machista y sostuvo que "la Iglesia tiene que dar todavía unos pasos, pero yo creo que se están dando . El Papa Francisco es un hombre que lo intenta, que lo está promoviendo, lo que pasa es que todavía hay algún grupo que se resiste a ceder el paso, a la avenida de las mujeres a ocupar cargos de responsabilidades".

Entre esos grupos 'resistentes' se encuentran varios sectores del más rancio ultracatolicismo español, que se han lanzado a la yugular del cardenal de Madrid, Carlos Osoro, acusándole poco menos que de justificar el aborto o la ideología de género, simplemente por apuntar, a preguntas de los periodistas, que comprendía las movilizaciones de las mujeres. "Lo comprendo, claro. Hay que defender sus derechos. Lo haría también, lo hace también de hecho, la Santísima Virgen María", fue la respuesta del purpurado.

 

 

Así, los sectores más conservadores de la Iglesia española han lanzado una campaña de descalificación, a través de sus terminales mediáticas, y de comentarios en los medios que recogían las declaraciones de Osoro, en la que tildan al cardenal de Madrid de "confundir y desconcertar" a los fieles. Todo por hacer lo que se espera de cualquier ciudadano, y de cualquier defensor del Evangelio de Jesús: la plena igualdad de hombres y mujeres.

La campaña ha contado con el apoyo del polémico obispo de Alcalá, Juan Antonio Reig Pla, azote de homosexuales, divorciados o defensores de la memoria histórica. Nada más conocerse las palabras de Osoro, Reig emitía  un comunicado en la web de su diócesis, en la que quiere explicar la "verdadera naturaleza" de la huelga feminista de este jueves.

Así, Reig Plá ofrece varios ejemplos tomados del manifiesto del 8-M. "Para muestra unos botones", señala la web de la diócesis, para demostrar por qué un católico no puede apoyar ni participar en la protesta según él. "Para ser dueñas de nuestros cuerpos, nuestros deseos, nuestras decisiones. Para que el Estado garantice, la sociedad respete y la Iglesia no se meta", se lee en uno de los párrafos elegidos y que el obispo de Alcalá entiende que "politizan" la huelga.

 

"Para que la educación sea pública, laica y con currículos feministas donde se transversalice la perspectiva de género en todas las disciplinas", apunta otro. "¡Aborto libre, seguro y gratuito!", recoge un tercero. "Para que las lesbianas, bisexuales y trans y otras personas disidentes sexuales y/o de género podamos  expresar  libremente  nuestra  identidad  y  sexualidad,  teniendo  un  pleno  reconocimiento  de  nuestros  derechos sexuales y reproductivos.  Pone más ejemplos y al final Alcalá contrapone su "propuesta de teología para la mujer".

¿Y cuál es esa propuesta? Reig insta a las mujeres a "ser promotoras de un nuevo feminismo que, sin caer en la tentación de seguir modelos 'machistas', sepa reconocer y expresar el verdadero espíritu femenino. (...) La mujer percibe y enseña que las relaciones humanas son auténticas si se abren a la acogida de la otra persona, reconocida y amada por la dignidad que tiene por el hecho de ser persona y no de otros factores, como la utilidad, la fuerza, la inteligencia, la belleza o la salud. Esta es la aportación fundamental que la Iglesia y la humanidad esperan de las mujeres".

Sobre la apelación de Osoro a la Virgen como defensora de los derechos de las mujeres, el obispo de Alcalá se descuelga con este comentario: "No se puede pensar en María, mujer, esposa, madre, sin advertir el influjo saludable que su figura femenina y materna debe tener en el corazón de la mujer, en la promoción de su dignidad, en su participación activa en la sociedad y en la Iglesia".

Otro que también ha criticado con dureza a las mujeres que secundarán la huelga ha sido el obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, quien ha advertido a sus fieles sobre la necesidad de salir en defensa de "un auténtico feminismo, un feminismo femenino, no un feminismo de género destructivo de la propia mujer".

En el programa Sexto Continente de Radio María, Munilla ha atacado a un feminismo "manipulado por la ideología de género", acusando a las promotoras de la huelga de este jueves de defender también el "aborto libre y gratuito", así como "las causas del lesbianismo" y del "bisexualismo".