• Director: José Manuel Vidal
España
José Ignacio Munilla
Este asunto es "una prueba de la dificultad" que supone "expresarse en la pinza entre el fundamentalismo y el pensamiento único políticamente correcto" formulado por la "ideología de genero", ha considerado Munilla

El Movimiento Feminista de Bizkaia ha considerado este martes "intolerable" que la Iglesia "se siga metiendo con la vida, la salud y el cuerpo" de la mujer, tras las declaraciones de este pasado lunes en su programa 'Sexto continente' de Radio María del obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, que consideraba "curioso cómo el demonio puede meter un gol desde sus propias filas" al feminismo, "que al asumir la ideología de género, se ha hecho una especie de harakiri".

En la rueda de prensa de la presentación de los actos convocados para la huelga del 8 de marzo, este colectivo ha señalado que la Iglesia "es una institución que forma parte de ese sistema heteropatriarcal que continuamente nos dice a las mujeres lo que tenemos que hacer".

Una de las representantes del Movimiento Feminista de Bizkaia, Anabel Sanz, ha añadido que estas declaraciones "serían motivo de bromas" si no fuera por el "poder" de la institución eclesiástica. Del mismo modo, ha estimado que la religión debe formar parte de la "vida privada" de las personas, y que la gente "puede hacer lo que quiera".

"Es intolerable que la Iglesia se siga metiendo con la vida, la salud y el cuerpo de la mujer. Que monseñor Munilla nos haga culpables de la bajada de las pensiones y de tener el demonio dentro es de chiste", ha afirmado.

El Gobierno Vasco ve "incomprensibles" las declaraciones

El portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, ha calificado de "incomprensible, desafortunada e inoportuna" la declaración realizada por Munilla.

En una comparecencia tras el Consejo de Gobierno, Erkoreka ha expresado sus dudas sobre que "alguien en la sociedad vasca pueda comprender su sentido, alcance y contenido". "Pero dudo también seriamente de que, incluso, sea compartido incluso de manera generalizada en el seno de la comunidad eclesial", ha apuntado.

En la misma línea, el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, ha calificado de "absolutamente anacrónica" y "fuera de lugar" la declaración de Munilla.

Goia, preguntado por las afirmaciones del prelado donostiarra, ha considerado que "es vivir en otro mundo". "Es absolutamente anacrónico, fuera de lugar", ha remarcado el alcalde, quien se ha mostrado convencido que las palabras de un "representante de una Iglesia" no afectan "al común de los mortales", a los que "les podrá parecer mejor o peor".

Munilla no ve divergencias entre su postura y la del arzobispo de Madrid

Por su parte, el obispo Munilla ha considerado hoy que "no existen divergencias" entre sus declaraciones y las del arzobispo cardenal de Madrid, Carlos Osoro, que ha apoyado la huelga del 8 de marzo y ha dicho que hasta la Virgen María "la haría".

La clave, ha explicado hoy el prelado donostiarra, reside en que "todo depende de la palabrita que se saque de un discurso de una hora" como fue su intervención en el programa "Sexto Continente" de Radio María, que ha generado un "incendio mediático", ha explicado.

Munilla ha participado hoy en una conferencia en el ciclo "Begiradak", que organiza la Universidad de Deusto en San Sebastián, junto con la directora de la Fundación Alboan, María del Mar Magallón, en el transcurso del cual ha sido preguntado por las declaraciones que hizo ayer en Radio María.

En el turno de preguntas del coloquio, ha señalado que es "falso" que haya dicho que "las mujeres tienen el demonio dentro" y ha remarcado que no se alinea ni con el "fundamentalismo machista" ni con el "feminismo radical de género" sino con el "feminismo de equidad".

La frase que pronunció y que ha repetido hoy en redes sociales es que "aparte de la violencia machista, la mujer está asumiendo un holocausto femenino, del cual nadie habla y por el que faltan 120 millones de mujeres, debido al aborto selectivo" y ese "es el gol que el demonio ha metido al feminismo radical".

El obispo ha señalado que un medio de comunicación puso en su boca "que las mujeres tienen el demonio dentro", una frase "totalmente falsa y sacada de contexto", ha asegurado.

Este asunto es "una prueba de la dificultad" que supone "expresarse en la pinza entre el fundamentalismo y el pensamiento único políticamente correcto" formulado por la "ideología de genero", ha considerado Munilla.

Ha subrayado que no se alinea "ni con unos ni con otros" porque desde la perspectiva cristiana defiende "otro tipo de feminismo", el que ha denominado "feminismo de equidad".

Ha contrapuesto este concepto a la "ideología de género", que a su juicio supone el "aborto libre" o "afirmar que antropológicamente el hombre y la mujer nacen sexualmente neutros y luego es la cultura la que los hace hombres o mujeres"

El feminismo "femenino" es el que entiende que la mujer "tiene que estar protegida" para tener los mismos derechos que los hombres en "su dignidad laboral" al tiempo que la "la maternidad" debe tener un "reconocimiento" por parte de las instituciones.

La maternidad es una de las "fuentes de dignificación principales de la identidad de la mujer", ha remarcado, Munilla que ha apuntado a que también la paternidad es "importante".

La violencia machista nace de "la no superación de la ley de la selva", que propugna que el "macho debe dominar a la hembra", ha indicado.

"Y ahí está la frase" que pronunció ayer, ha reconocido el prelado quien ha reiterado que "sirviéndose de una reivindicación de feminismo radical de los años 60" sobre el aborto libre "como bandera de la libertad" ha resultado que esto ha sido "en detrimento de la dignidad de la mujer".

(RD/Agencias)