• Director: José Manuel Vidal
España
Asociación de Teólogas Españolas
Unidos contra la violencia contra las mujeres en sus distintas formas simbólicas y físicas, sociales y eclesiales

(Asociación de Teólogas Españolas).- En motivo del 8 de Marzo, la Asociación de Teólogas Españolas ha realizado un Manifiesto, e invita a todos los colectivos comprometidos en la construcción de una Iglesia de Iguales a sumarse:

​1. Necesitamos hablar de las mujeres y no de "la mujer"

Dios se encarnó para ser un ser humano concreto, una persona histórica particular e irrepetible, Jesús. Su vida, y no otra, sus palabras, y no otras, su muerte y su resurrección son las que nos hacen presentes de forma más íntima y cercana a Dios. El Dios de Jesús no se mueve en las generalidades, que homogenizan y cosifican aquello que pretenden describir. Es por ello que Jesús siempre se dirige a la persona que tiene en frente, la llama por su nombre y la hace lugar de manifestación de Su gracia (Lc. 7, 48-50; 8,43-48...).

En la misma línea, hablar de "la mujer", como si se tratara de una categoría genérica, en lugar de "las mujeres", en plural, empequeñece aquello que pretende describir: asume que todas sentimos igual, actuamos igual y vivimos igual. Que una idea general de "la mujer" vale por todas. Se desdibuja así aquello que caracteriza la vida, es decir, la experiencia personal. Y sólo en este espacio, sólo en la experiencia particular de cada mujer y de cada hombre, se hace el Dios de Jesús presente, reconcilia y restaura. La reconciliación no es un principio general y abstracto que afecta poco. Por el contrario, da forma a la vida en su expresión más concreta.

De igual manera que Dios no es una hipótesis, un objeto de estudio al que podamos mover aquí o allí según convenga, tampoco lo son las mujeres: cada una de nosotras es lugar de manifestación de Dios en su vida y experiencias concretas.

2. Somos hijas e hijos de Dios por un mismo bautismo. Hermanas y hermanos en Cristo en discipulado de iguales.

Los relatos de la creación en Gn. 1 y 2 hablan de la creación de ser humano como un ser en relación: desde el principio éste es creado como varón y como mujer. Ninguno de ellos posee al otro ni es la medida del otro: la medida, la imagen, es siempre la de Dios. En este sentido, el ser humano, ya sea varón o mujer, expresa su ser imagen de Dios cuando reconoce y aprecia la existencia de otros (ya sea de Dios, ya sea de sus iguales, hombres y mujeres).

Hombre y mujer no somos fragmentos, pareja de opuestos, que expresen juntos la imagen de Dios, como dos piezas de un puzzle que encajan para reflejar una imagen superior, sino que a través del bautismo hemos sido marcados para llevar a la plenitud la humanidad que nos habita a cada uno, sin depender o complementar unos a otros o hacer diferencias y discriminaciones, porque es Cristo el que nos dignifica haciéndonos hermanas y hermanos frente a Dios.

Por eso en el reconocimiento de la valía y dignidad del hombre a la mujer y de la mujer al hombre nos constituimos en cuerpo de Cristo, Iglesia diversa y en camino, empujados por la fuerza del Espíritu (Rom 8,14). Todos somos hijos e hijas de Dios por igual (2Co 5,17, Gal 3, 27-28), recreados a su imagen (2Co 3,18). Todos somos pueblo de Dios (1Pe 2,9).

Seguir leyendo el Manifiesto

 

Grupos y colectivos adheridos:

Asociación de Teólogas Españolas

Red Miriam

Colectivo Agar

Iglesia Evangélica Española (IEE)

Col·lectiu de Dones en l'Església per la Paritat

Grupo Bíblico Estudio Evangelio de Marcos (Torre del Mar, Málaga)

Institución Javeriana

Comunidad de Base de Canillejas (Miguel Ángel Mesa)

Comunidad Inter-Lavapiés

Provincia Vedruna de Europa (Carmelitas de la Caridad)

Asociación Mulleres Cristiás Galegas Exeria

Teólogos en el Horno
Asociación de Presbíteras Católicas Romanas
Mujeres y Teología de Madrid
Eclesalia Informativo
Apostólicas del Corazón de Jesús
Instituto de la Bienaventurada Virgen María (provincia española)
Sector Dona HOAC Valencia
Mujeres y Teología de Zaragoza
Asociación Mexicana de Reflexión Teológica Feminista (AC, AMERTEF)
Asociación Encrucillada
Centro Pignatelli (Zaragoza, Compañía de Jesús)
Plataforma Evangelio, Justicia y Derechos Sociales
Naüm. Projecte socioeducatiu (Gnes. de la Caritat, Mallorca)
Creients i feministes (Mallorca)
Grupo Bíblico de Luz Mundi (Torre del Mar, Málaga)
Juventud Obrera Cristiana (JOC)
Obra Social y Fundación Amaranta de Adoratrices (Adoratrices Esclavas del Stmo. Sacramento y de la Caridad)
CP San Carlos Borromeo
Asociación Irimia

Luz Casanova. Obra Social Apostólicas Corazón de Jesús

Siervas de San Jose

Adhesiones particulares:

Silvia Lilian Ferro (Universidad Federal por la Integración Latino-Americana, UNILA)
Cristina Leonor Carrasco Araya (Las Palmas de Gran Canaria)
José Hermógenes Martín Rodríguez
Mónica Ukasaki (Buenos Aires, Argentina)
Covadonga Orejas Fernández (Carmelita de la Caridad Vedruna)
Puy Araujo Barón (Carmelita de la Caridad Vedruna)
Genoveva Díaz Sierra
María Pía Brugnara Casagranda (Perú)
Norma Argerich Muro
Rvda. Vilma M. Machín Vázquez (Iglesia Evangélica Unida de Puerto Rico)
María Isabel Martínez Rocha (Mujeres en Comunidades Eclesiales de Base, CEBs, México)
Patricia Torres Hernández (Veracruz, México)
Xavier Alegre
Candelas Arranz Pumar
Begoña Husillos
Conchi Martín Pardo (Bilbao)
Aurora María Ruiz Bejarano (docente universitaria)
Antonia Ortiz Sánchez
Dra. Marilú Rojas Salazar
Érica Canalicchio (Argentina)
Luz Ángela Cordero Martín-Consuegra
Isabel Pavón Vergara

Nieves Aguadero (Güeñes-Bizkaia)

Para adherirse al Manifiesto, enviad un correo-e a:  asociaciondeteologas@gmail.com