• Director: José Manuel Vidal
España
El Valle de los Caídos Agencias
En una democracia, las explicaciones no se dan en el mausoleo de un dictador, ni bajo secreto de confesión ni a puerta cerrada, sino en la sede parlamentaria

(J. B./Agencias).- Parece mentira, pero el prior del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, se ha salido con la suya, y no acudió ayer a su cita en la Comisión de Justicia del Senado, que aborda la Memoria Histórica y que quería saber las razones por las que la abadía se niega a que se exhumen los restos de víctimas del Franquismo, como ha avalado la Justicia.

No sólo eso: Cantera se negó a acudir, y señaló a los senadores que, si querían explicaciones, él se las daría encantado... pero en el Valle. Una explicación "intolerable" para el PSOE, pero incomprensiblemente no para el resto de grupos, que han accedido y acudirán el próximo 26 de marzo a Cuelgamuros. Además de los socialistas, tampoco acudirán nacionalistas vascos y catalanes.

Tal y como apuntó el portavoz del PSOE en el Senado, Ander Gil, se va a pedir la comparecencia del presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez, tras la negativa del prior del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, a acudir esta misma comisión. Ninguno de los dos está obligado a hacerlo por ley.

Gil ha subrayado que Cantera "ha cometido una falta grave con la democracia y con las instituciones públicas y su ausencia supone un desplante al Senado". También ha explicado que el objetivo de su comparecencia era arrojar luz en un asunto en el que media una sentencia judicial que autoriza a las familias de las víctimas del franquismo a poder retirar sus restos del mausoleo.

 

 

A su juicio, el prior "desprecia a la democracia y es intolerable que desprecie e desoiga una sentencia judicial". También ha indicado que "es poco comprensible el silencio de la Iglesia Católica. Debe una respuesta a los españoles y a las familias de las víctimas. No puede amparar con su silencio la actitud del prior".

Ander Gil ha señalado que la carta enviada por el prior al Senado para justificar su ausencia "es una mezcla de sorna y desprecio" y ha reiterado que el Grupo Socialista no va a aceptar la invitación para visitar el Valle de los Caídos porque "en una democracia, las explicaciones no se dan en el mausoleo de un dictador, ni bajo secreto de confesión ni a puerta cerrada, sino en la sede parlamentaria de la soberanía popular y con luz y taquígrafos, para que todos los ciudadanos puedan seguir sus explicaciones en directo".

El portavoz socialista también ha mostrado su "sorpresa y estupefacción" ante la respuesta positiva del resto de grupos parlamentarios a la invitación del prior y ha señalado que "el PSOE se quedará solo en la defensa de la dignidad de esta Cámara".