• Director: José Manuel Vidal
España
XXV Aniversario de la muerte de Don Juan de Borbón Casa Real
Del Río concluyó su homilía implorando a la Virgen María que ayude a la unidad de España. "Que nos libre de todos los peligros y podamos convivir en unidad, concordia, solidaridad, justicia y paz"

(J. Bastante).- "Sin su excepcional figura y generosidad, nuestro pueblo difícilmente hubiese gozado hoy de la reconciliación social, de la democracia y del desarrollo socioeconómico que tiene. Sin llegar a reinar, consiguió para nuestro país abrir nuevos tiempos de paz, progreso y modernidad". El arzobispo castrense, Juan del Río, destacó la figura de don Juan en el 25 aniversario de la muerte del abuelo del actual Rey.

En una solemne ceremonia celebrada en el monasterio deEl Escorial (donde reposan sus restos), y con la asistencia de Los Reyes D. Felipe y Dña. Letizia, D. Juan Carlos y Dña. Sofía, familiares de D. Juan de Borbón, autoridades civiles y militares, Del Río glosó la "generosidad y el sacrificio" del Conde de Barcelona, que fue heredero a la corona en el exilio durante más de 30 años, hasta que renunciara en favor de su hijo, después Juan Carlos I.

El abuelo de Felipe VI fue "norte y guía y salvaguarda de una monarquía que fuera de todos y para todos, lejos de sectarismos y partidismos", recalcó Del Río, quien destacó "su ejemplo de patriotismo, sentido del deber, humanidad, diálogo y gran apertura de espíritu. Esta riqueza de valores dio nuevo rostro a la institución monárquica, acorde con los tiempos actuales".

 

 

Así, el prelado lo definió como "persona magnánima y noble caballero", que "asumió los sinsabores de un largo exilio, el dolor de nuestra contienda civil y las incomprensiones de cercanos y lejanos", y destacó "el amor a la patria".

Del Río concluyó su homilía implorando a la Virgen María que ayude a la unidad de España. "Que nos libre de todos los peligros y podamos convivir en unidad, concordia, solidaridad, justicia y paz", pidió.

La Eucaristía fue concelebrada por el Padre Octavio Vilá, Abad del Monasterio Cisterciense de Poblet, el Padre Jesús Baños Rodríguez, Prior Provincial de la Orden de San Agustín, el Vicario General del Arzobispado Castrense, D. Carlos Jesús Montes, D. Ángel Díez, capellán de la Guardia Real y Monseñor Serafín Sedano, párroco de Mingorrubio.

Para leer la homilía completa, pincha aquí: