• Director: José Manuel Vidal
España
Obispos, religiosos y misioneros hacen un llamamiento conjunto a las vocaciones OMP
Nos faltan vocaciones, aunque no la llamada. Lo que falla es la respuesta: a veces el ruido no nos deja escuchar

(Jesús Bastante).- "Tienes una llamada. Responde. La llamada del jefe más influyente del mundo". Con claras resonancias al cine español más reciente, la Iglesia española lanza una nueva campaña, en esta ocasión para fomentar las distintas vocaciones (clero, vida religiosa, misiones...). Una campaña en la que se unen Confer, Obras Misionales y la propia Conferencia Episcopal, y que incluye un sugerente vídeo sobre quién, qué y por qué se produce esa llamada.

"Una llamada que te ofrecerá grandes oportunidades. Trabajarás para un líder que inspira con su palabra. Influirás en la vida de millones de personas. Existen plazas vacantes en todo el mundo. El único requisito: ser valiente. Si te llama, no lo dudes: responde a la llamada", se lee en la campaña, presentada esta mañana en la sede de Confer, y que aglutina dos jornadas, ambas el próximo 22 de abril: la Jornada Mundial de Oración por las vocaciones, y la Jornada de Vocaciones Nativas.

Una campaña en un momento especialmente delicado para las vocaciones, sobre todo en Europa. "En medio de tanto ruido alrededor, hay alguien que nos llama desde siempre, y que espera nuestra respuesta", apuntó Sergio Requena, el secretario de la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades.

 

 

"Todos los bautizados tenemos una llamada, aunque muchos viven como si no la tuvieran", recalcó el sacerdote, que admitió que "nos faltan vocaciones, aunque no la llamada. Lo que falla es la respuesta: a veces el ruido no nos deja escuchar". En este sentido, Requena apuntó al próximo Sínodo de Jóvenes y a la necesidad de acompañamiento. "Los jóvenes valoraban que la Iglesia esté ahí, pero necesitan que estemos más cerca".

Por su parte, Jesús Miguel Zamora, secretario general de la Confer, recalcó que "los números preocupan, pero no nos obsesionan", porque "sigue habiendo jóvenes que deciden plantearse esta vida".En su opinión, "tenemos que cuidar las vocaciones que han de venir, pero también las que tenemos dentro, ir acompañando los procesos, y seguir trabajando juntos para que la Iglesia vaya creciendo, en número pero especialmente en vida".

Para el responsable de los religiosos españoles, hay "muchas razones" que están cambiando la cuestión vocacional entre los jóvenes. "Antes, la familia cuidaba mucho más de lo religioso, ahora es un terreno que tenemos que conquistar". Por contra, al aumentar la edad media de los que deciden entrar en el seminario o las órdenes religiosas (entre 24 y 26 años), "la gente llega con estudios, formación, con un bagaje cultural y experiencias distintas".

Por su parte, Anastasio Gil, director nacional de OMP, recalcó cómo, especialmente en los países de misión, "han ido surgiendo muchas vocaciones", en buena medida gracias "al impulso del Papa Francisco". Anastasio mostró su alegría por el hecho de que tres instituciones de la Iglesia (CEE, Confer y OMP) "hayan decidido trabajar juntas y apostar por la misma idea, el ministerio vocacional, independientemente del lugar y los destinatarios". Algo especialmente esperanzador, porque "somos muy dados a hacer la guerra por nuestra cuenta".

Con todo, los datos son ciertamente preocupantes. Así, la Iglesia española cuenta con 18,576 sacerdotes diocesanos y 55.367 religiosos y religiosas. Actualmente, en los seminarios de nuestro país hay 1.263 aspirantes al sacerdocio, según las cifras aportadas por la CEE. Por su parte, Confer habla de 407 instituciones, con 40.213 religiosos y religiosas, de los que el 75,7% son mujeres. De ellos, hay 1.215 en formación. En cuanto a OMP, más de 13.000 misioneros españoles dan su vida en un centenar de países de todo el mundo. Todo un ejemplo de que, pese a todo, sigue existiendo "la llamada".