• Director: José Manuel Vidal
España
El arzobispo de Urgell, Joan Enric Vives Agencias
Para comprender la cultura de nuestro país, con profundas raíces cristianas, conviene la clase de Religión católica, como en la India conviene entender de hinduismo y de budismo

(C.D./Ep).- Frente a la "pro­li­fe­ra­ción de cri­sis de iden­ti­dad cul­tu­ral, de valo­res y de tra­di­cio­nes", los jóvenes españoles necesitan una educación en valores como "la so­li­da­ri­dad, la sin­ce­ri­dad, la jus­ti­cia, la ver­dad, el res­pe­to y la ge­ne­ro­si­dad". Este es el argumento que ha utilizado el arzobispo de Urgell, Joan Enric Vives, para defender la clase de Religión en la escuela. Asignatura que "es un de­re­cho, un de­ber y una res­pues­ta a las in­quie­tu­des de ma­dres y pa­dres que quie­ren que sus hi­jos pue­dan co­no­cer... lo que da ho­ri­zon­te, sen­ti­do y con­sis­ten­cia a la vida".

En su carta dominical colgada en la web de la Conferencia Episcopal Tarraconense, Vives señala: "Para comprender la cultura de nuestro país, con profundas raíces cristianas, conviene la clase de Religión católica, como en la India conviene entender de hinduismo y de budismo".

Ha dicho que la música, cine, pintura, escultura, arquitectura, filosofía, historia y política necesitan de los conceptos religiosos para ser plenamente comprendidos, de la misma forma que en un nivel más genérico de un "conocimiento mínimo de las otras religiones para poder captar el mundo globalizado" actual.

El arzobispo ha asegurado que ha crecido el nivel de ignorancia en materia religiosa, ha considerado que la asignatura es un derecho, un deber y una respuesta a las inquietudes, y ha remarcado que es "una necesidad para la cultura y la cohesión".

Benavent: "Religión incluye la transmisión de valores básicos para la integración"

El obispo de Tortosa (Tarragona), Enric Benavent, ha recordado también sobre la asignatura de Religión católica que, siendo de libre elección, los centros tienen la obligación de ofrecerla en virtud de los acuerdos vigentes entre Iglesia Católica y el Estado: "Las autoridades públicas tienen la obligación de garantizar eficazmente este derecho fundamental de las familias".

Benavent ha recordado que la Iglesia siempre ha estado presente en el mundo de la educación, bien con la red de centros educativos de su titularidad o la asignatura de Religión, y ha remarcado que la educación no es solo comunicación de saberes, sino que "incluye la transmisión de actitudes y de valores básicos para que la persona se integre en la sociedad".