• Director: José Manuel Vidal
España
Corpus Christi en Toledo Agencias
Tres jueves hay en el año que relucen más que el sol: Jueves Santo, Corpus Christi y el día de la Ascensión

(J. Bastante/Agencias).- Aunque desde 1989 se celebra, oficialmente, el próximo domingo, el jueves del Corpus sigue siendo tradición en muchos rincones de España, desde Toledo a Sevilla, pasando por Granada. Una fiesta surgida en 1246 en Bélgica, y que desde 1319 se celebra ininterrumpidamente en España. La festividad del Cuerpo de Cristo lleva, así, casi setecientos años celebrándose por las calles de nuestro país.

La fiesta de la Eucaristía, que se mezcla con alfombras de flores, procesiones, saltos sobre niños, desfiles de animales, mascaradas u otros actos de origen pagano. La fecha actual es movible, pues se celebra 60 días después del Domingo de Resurrección. "Tres jueves hay en el año que relucen más que el sol: Jueves Santo, Corpus Christi y el día de la Ascensión", sigue diciendo el refrán, pese al cambio de fecha oficial. En Roma, el Papa lo celebrará este domingo.

 

Corpus Christi en Granada

 

 

Corpus Christi en Granada
Una de las más antiguas tradiciones de Granada es la celebración del Corpus Christi, cuya procesión sale a la calle el jueves del Corpus. El Corpus en Granada coincide con la Feria del Corpus, fiesta mayor de la ciudad. La feria empieza el lunes anterior al jueves del Corpus y finaliza el domingo siguiente. Feria taurina, casetas, coches de caballos con gente vestida con típicos trajes regionales, ambiente flamenco y festivo caracterizan esta Feria.

Durante la semana que dura la Feria, hay que destacar 2 procesiones. Cada miércoles de Feria, a media mañana, "La Tarasca" un maniquí que viste la ropa que estará de moda la siguiente temporada, se pasea por la localidad a lomos de un fiero dragón que parece quedar rendido a sus pies. La Tarasca es el contrapunto pagano a la fiesta religiosa.

La fiesta grande de Granada es el jueves, salida del Corpus Christi, día en que toda la ciudad abarrota las calles para contemplar la procesión del santísimo sacramento del altar.

Granada conserva la tradición de engalanar los balcones y fachadas de las calles por donde pasa la procesión con mantones y adornos. Entre vítores, aplausos y pétalos de rosas sale de la catedral la custodia en procesión. Custodia regalada a la ciudad por los reyes católicos y una de las más hermosas del país.

 

Corpus Christi en Toledo
Junto con las ciudades de Granada y Sevilla la procesión sale el jueves del Corpus. Es la fiesta más importante de Toledo y una de las más antiguas.

Se adorna con toldos, guirnaldas, cientos de flores y faroles el recorrido de la procesión. Paredes, ventanas y balcones se engalanan con antiguos estandartes y tapices del siglo XVI y XVII, mientras el suelo se cubre de hierbas aromáticas. A las doce de la mañana, las campanas de Toledo empiezan a repicar y aparece un conjunto de gigantes que representan los distintos continentes. A continuación sale de la catedral la procesión.

Los patios interiores de los palacios y casas señoriales abren sus puertas al público con ocasión del Corpus. La fiesta se complementa con un conjunto de actos que duran una semana y que incluyen conciertos, espectáculos y competiciones deportivas.

 

El baile de los Seises


Sevilla. El baile de los seises

El baile es una de las notas más características del Corpus sevillano, junto a la solemne procesión en la que figura la magnífica custodia obra de Juan de Arfe. Los «seises» son los niños que interpretan las voces blancas de la polifonía en la capilla musical de la Catedral. Estos bailes se popularizaron en otras catedrales pero tuvieron su origen en la sevillana, en 1439. Son seis niños cantores (desde 1565 son diez vestidos de pajes con la cabeza cubierta). Los «seises» danzan en el Corpus, en su Octava y en la fiesta de la Inmaculada. La procesión es el 31 de mayo.

 

Puebla del Rio (Sevilla)
El Corpus goza de una Venia del siglo XVIII por la que la procesión puede salir por la tarde, antes de la caída del sol, para que los vecinos pudieran acudir una vez acabadas las tareas del campo. Sobre una alfombra de romero, traído expresamente de la marisma, que cubre todas las calles, transcurre la procesión.

 

Bejar (Salamanca)
La originalidad de la procesión del Corpus en esta localidad, radica en la de los "hombres de musgo". La leyenda de los hombres musgo que data de mediados del siglo XII, cuenta que estando Bejar bajo el poder musulmán, y durante la reconquista, la ciudad volvió a manos de los cristianos.

Se dice que estos se reunieron y recubrieron sus ropas y armas con musgo, y así pudieron llegar a Bejar, en la oscuridad de la noche, sin ser vistos por los musulmanes. Al venir el día, los centinelas abrieron las puertas de las murallas por donde entraron los cristianos. Los cristianos se apoderaron de la ciudad expulsando a los musulmanes.

Desde entonces el pueblo de Bejar recordó esta hazaña, hasta que en el siglo XIV se fundió esta celebración con la del Corpus Christi, en cuya procesión vemos desfilar cada año a los hombres de musgo.

 

Los hombres del musgo de Béjar

Barcelona. El huevo que baila
L'ou com balla («el huevo que baila») es una de las pocas tradiciones que sobreviven del Corpus barcelonés (se comenzó a hacer a finales del siglo XVIII). En el claustro de la catedral se hace bailar a un huevo en lo alto del surtidor de una fuente. Barcelona fue la primera ciudad del mundo que celebró la fiesta del Corpus organizando la llamada Procesión General, que tan famosa se hizo por los personajes que en ella desfilaban.

 

Puenteareas (Pontevedra)
Desde la Edad Media, se conoce en Galicia el uso de plantas y flores en las liturgias del Corpus, así en la catedral de Santiago de Compostela se esparcía hinojo en esta festividad en el siglo XVI, costumbre extendida por numerosos lugares de Galicia.

Los vecinos de esta localidad confeccionan para el paso de la procesión artísticas alfombras de flores naturales. Se trata de una obra de todos los integrantes del pueblo que expresa la cultura popular de su gente. En el domingo de Corpus las calles y plazas se cubren de espectaculares alfombras florales, efímeras obras de arte por las que pasará la procesión.


Oñati (Guipúzcoa)
Se celebra el domingo siguiente al Corpus. La procesión recorre las calles de la localidad con un espectáculo que mezcla tradición, folclore, devoción religiosa y danza. Los "dantzaris" son bailarines que amenizan el día bailando durante el desfile mientras tocan las castañuelas. Visten pantalón y camisa blanca, corbatas y bandas rojas con boina del mismo color. El "maixu" o capitán es el único que viste de azul. Otras particularidades son San Miguel y los apóstoles, figuras vivientes representadas por vecinos de Oñati.